Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Vicente destinará 150.000 euros a pagar gastos de vivienda a familias desfavorecidas

Un total de 1.250 personas podrán beneficiarse de la ayuda máxima de 120 euros para sufragar mantenimiento y reparaciones domésticas, recibos de luz, agua y gas o la comunidad

Bevià muestra en un gráfico lo que supondría bajar el IBI INFORMACIÓN

«Hemos preparado una alternativa a la bajada del IBI que realmente corrige las desigualdades que existen en materia de vivienda en San Vicente», explica el concejal de Hacienda, Alberto Bevià, quien ha propuesto una línea de ayuda de hasta 120 euros para las familias más necesitadas del municipio. Calcula que un total de 1.250 sanvicenteros podrían recibir el importe máximo de esta subvención. Entre los requisitos, el solicitante deberá estar empadronado, tendrá que cumplir con unos requisitos económicos y podrán acogerse propietarios de viviendas cuyo valor catastral sea menor a 115.000 euros. San Vicente cuenta con un total de 25.000 viviendas con ese tramo de valor catastral.

El edil rechaza la petición de los populares de rebajar un 5% el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles y lo justifica en el escaso impacto que a su juicio tiene en quienes más lo necesitan. Advierte de que supone una rebaja de apenas 17 euros al año a la mayoría de sanvicenteros. Por eso explica que su área y la de Servicios Sociales han trabajado durante este verano para presentar una medida que considera «inédita» y que consiste en crear una línea de ayuda a familias o personas con mayor dificultad socioeconómica para afrontar los gastos de la vivienda.

Al pleno del próximo octubre está previsto que se lleve la aprobación de las subvenciones a personas y/o familias con mayor dificultad para afrontar los gastos derivados de la vivienda habitual», y se consignarán en el presupuesto de 2019 los 150.000 euros que se destinan a estos apoyos.

Las ayudas podrán pedirse para gastos por la reparación y mantenimiento del equipamiento básico de la vivienda como cocina, calentador, lavadora y frigorífico, para pagar recibos de la comunidad de propietarios e, incluso, para recibos de los suministros de agua, luz y gas.

El Ayuntamiento anuncia que esta subvención comenzará a aplicarse en 2019 y se podrán beneficiar las personas o familias que sean titulares de una vivienda en propiedad o vivan de alquiler, estén empadronados y residan en San Vicente del Raspeig y se encuentren en situación de mayor dificultad económica para afrontar gastos domésticos.

Bevià señala que su interés es que esta medida cuente con la mayor publicidad y anuncia que se van a elaborar folletos y carteles que se van a repartir en los edificios públicos «para darle la máxima difusión».

Las solicitudes se realizarán a través de la oficina del Civic y la gestión y el procedimiento lo harán los servicios sociales municipales.

El edil de Hacienda considera «más justa» esta medida que la rebaja del IBI; aunque en el pleno de ayer se aprobó una rebaja de este impuesto a los inmuebles rústicos que afecta a 965 viviendas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats