Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campello solo reinvierte dos de los 14 millones obtenidos en los superávits de los 2 últimos años

El cuatripartito no ha aprobado aún las nuevas obras anunciadas para 2018 pese a que el objetivo era destinar al menos tres millones

El Campello solo reinvierte dos millones de los superávits de los 2 últimos años

Las inversiones se atascan en El Campello pese a que sus cuentas rebosan de dinero. En los dos últimos ejercicios se han obtenido superávits que suman 14 millones de euros, pero las actuaciones con este dinero se limitan a unos 2 millones. Y todo pese a que el pasado año el cuatripartito anunció 4,5 millones en obras a realizar entre 2017 y 2018 con el superávit de 2016 que finalmente se frustró.

Días después de aquel anuncio la Corporación tuvo que rectificar, reduciendo la inversión a 1,3 millones y a cuenta de la previsión del remanente de 2017, por lo que el superávit de 2016 se fue a engrosar las arcas municipales, donde hay unos 36 millones, debido a las estrictas reglas del Gobierno central para reinvertir los remanentes.

Tras este contratiempo, el equipo de gobierno anunció que el objetivo sería que a lo largo de 2018 se tramitarían los 3,2 millones en obras que se había quedado pendientes para ejecutarlas junto con las otras ya previstas, pero finalmente no será así. El alcalde Benjamí Soler (Compromís), a preguntas del edil de EU Pedro Mario Pardo, reconoció el retraso en las nuevas inversiones, que por plazos difícilmente se podrán ya acometer en 2018.

Y es que este tipo de obras financieramente sostenibles que el Consistorio puede realizar con el superávit deben tramitarse y ejecutarse en un mismo año, es decir tienen que estar terminadas el 31 de diciembre. Y a todo esto hay que sumar que el superávit de 2015, que alcanzó los 6,9 millones, tampoco se pudo reinvertir en 2016 al no haber en su día presupuestos del Estado.

De la propuesta inicial formulada hace un año por 4,5 millones de euros con 15 intervenciones, al final se quedaron en solo 6, cuyas obras están a punto de iniciarse o ya están en marcha: el asfaltado de calles (412.000 euros); la reparación de las escaleras de la calle Basseta del Gallo Rojo (327.000); la renovación del césped del campo de El Vincle (248.000); la renovación del sistema de climatización de la Biblioteca (139.000); la renovación de los baños del colegio El Vincle (134.000); y la instalación y renovación del sistema de agua caliente sanitaria del pabellón y del polideportivo El Vincle (127.000). A la actuación de la Basseta hay que sumar otros 400.000 euros para culminar las reparaciones de esta zona del Gallo Rojo, para la que se realizó una modificación de crédito en junio, y otras intervenciones menores.

EU denunció que esta falta de inversiones «se debe exclusivamente a la mala gestión y a la falta de capacidad política del equipo de gobierno. Ya no van a poder seguir mintiendo con que no hay dinero para inversiones que den un mayor bienestar a la ciudadanía de El Campello».

«Lastre»

Su portavoz Pedro Mario Pardo recordó que «dinero hay y mucho, lo que falta son ideas, precisamente lo que debe aportar un gobierno, y eso está lastrando el presente y el futuro del pueblo. Dicha escasez de ideas no se debe a la falta de necesidades en las que invertir el superávit millonario de 2016 y 2017, todo lo contrario».

Pardo agregó que «lamentablemente El Campello lleva tres años y medio paralizado, por lo que a estas alturas a nadie le debe sorprender que este equipo de gobierno deje sin inversiones al municipio por su nula gestión de gobierno. Ya hemos pedido públicamente que se debe asumir responsabilidades ante el caos al que se está llevando a este Ayuntamiento.

Réplica

Por su parte el alcalde Benjamí Soler explicó ayer que «entendemos el nerviosismo que se ha generado por parte de los grupos de la oposición, es normal teniendo en cuenta las fechas en las que estamos y sobre todo por el duro golpe que supuso el disminuir el año pasado, de los 4,5 millones iniciales previstos para las inversiones financieramente sostenibles a los 1,3 millones de euros finales. Este año se ha trabajado con antelación para que esto no vuelva a suceder, con el objetivo de incorporar inversiones de fácil resolución o pronta ejecución para que estén terminadas antes del 31 de diciembre y también con inversiones para 2019 calculando con más exactitud la previsión de estabilidad prevista para el 2018, con una visión más generosa y realista, más teniendo en cuenta el histórico de liquidaciones presupuestarias».

El primer edil campellero destacó que «la intención es poder ofrecer una serie de necesidades para priorizar y negociar con la oposición antes de finalizar el mes de septiembre, teniendo en cuenta que ya existe un listado del año anterior y que este se ha visto aumentado. Aunque el tiempo apremia, no queremos que este listado esté cerrado, queremos escuchar las propuestas de la oposición y así conseguir el mayor apoyo posible».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats