Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campello

Una calle lleva 12 meses cerrada por peligro de derrumbe pese a ordenar el TSJ su reparación

Los vecinos denuncian que la inestabilidad del muro de contención de una urbanización de Coveta obliga a dar un gran rodeo por viales más peligrosos - El Tribunal Superior mandó hace año y medio al Consistorio acometer la obra, que está en tramitación, para garantizar la seguridad

Muro cuya inestabilidad está comprometida y por encima del cual pasa la calle.

Muro cuya inestabilidad está comprometida y por encima del cual pasa la calle. álex domínguez

Un calle cortada desde hace 12 meses por el peligro de derrumbe del muro de contención sobre la que discurre... pese a que en enero de 2018 el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ordenó al Ayuntamiento de El Campello su reparación. La Gestora de Asociaciones de Vecinos denuncia que desde agosto del pasado año la calle Copenhague, en la Coveta Fumà, está cerrada con vallas que impiden el paso de vehículos y peatones, por el peligro que existe por la inestabilidad y posible desprendimiento del muro de contención de la «Urbanización Residencial Paradise».

Esta situación que alertan los vecinos, obliga a los residentes de la zona de la calle Italia, avenida de América o cala Piteres a dar grandes rodeos por calles muy estrechas y peligrosas para poder llegar a la carretera N-332 y dirigirse por ejemplo a sus trabajos.

El muro en cuestión ya fue reparado en 2013, tras reiteradas denuncias de las asociaciones vecinales, después de permanecer otros tres años cortada la calle, acabando el tema en los tribunales. Y es que finalmente la obra la acometió la propia urbanización, que interpuso un contencioso sobre el Ayuntamiento que dio la razón a los propietarios en 2015, ratificando el TSJ la sentencia en su integridad por la que obliga a la Corporación a pagar el coste de aquella obra, que rondó los 130.000 euros, y a acometer otra reparación. Al parecer, los trabajos que se realizaron en 2013 no resolvieron el problema, aunque se desconocen los detalles de estas deficiencias, por lo que es necesario volver a actual en el muro. Por ello el TSJ ordenó en 2018 al Ayuntamiento a que acometa las obras «necesarias para la estabilidad y seguridad de la calle y las viviendas», según refleja el acuerdo de la Junta de Gobierno del pasado año que hace referencia al fallo judicial que el Consistorio está en vías de ejecución.

La Gestora de Asociaciones de Vecinos ha presentado un escrito en el consistorio en el que explica que «residentes afectados se han personado en el Ayuntamiento y han realizado gestiones por los inconvenientes que ocasiona la calle cortada. Se ha exigido una explicación y solución sin que hasta la fecha se haya actuado ni se haya dado una explicación. La calle cortada genera numerosos inconvenientes, los residentes de la zona tienen que hacer un recorrido de 3,5 kilómetros para ir a trabajar a Alicante, por calles de doble sentido estrechas y en mal estado. Se tarda más en salir de la Coveta que llegar a trabajar a Alicante».

Del mismo modo, la Gestora destaca que «tenemos conocimiento que el Ayuntamiento ha sido condenado a acometer las obras de urbanización y que el vial es manifiestamente inestable y puede romperse en cualquier momento, según informe elaborado por Florentino Regalado y Asociados SL, encargado en junio de 2018 -por el Ayuntamiento-, por lo que es urgente la reparación del muro».

Por todo ello, la Gestora, donde está presente la Asociación de Vecinos Amecove (Amerador y Coveta Fumà), exige que «se proceda a acometer las obras de urbanización que sean necesarias para la estabilidad y seguridad de la calle Copenhague por el peligro e inconvenientes que está causando el cierre de la calle para los residentes».

A raíz del citado informe de Florentino Regalado de 4 de julio de 2018, un mes después el Ayuntamiento, a través de la Junta de Gobierno que presidía el primer edil Benjamí Soler (Compromís), ordenó el cierre de la calle, en todo el tramo correspondiente al muro reparado, tanto para vehículos como para personas, así como el desalojo de una zona de la urbanización, al parecer un área común junto a la piscina. Y se acordaba también la necesidad de encargar un nuevo estudio geotécnico más preciso, tal y como recomendaba Regalado.

Alcalde

Respecto a esta situación, el alcalde Juanjo Berenguer (PP), que tomó posesión hace mes y medio, explicó que el tema de la calle Copenhague está en el área de Contratación pero desconocía los detalles de la tramitación al estar de vacaciones el técnico responsable, por lo que no podía aportar detalles sobre qué se ha hecho y cómo está .

Por su parte, el exalcalde Benjamí Soler explicó ayer que «se trata de dar respuesta a una sentencia un poco rocambolesca, porque en lugar de condenar a la promoción a rehacer el muro, condena a la administración. En la anterior legislatura se encargó un estudio geotécnico para poder valorar los trabajos a realizar. Eso ya está hecho, ahora se habría de dotar una partida para poder ejecutar las obras y cumplir la sentencia. Pero si el actual alcalde no sabe cómo está este tema, eso quiere decir que tampoco han tenido en cuenta esta obra en la última modificación de crédito de más de tres millones».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats