Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Vicente del Raspeig

El comercio de Pintor Picasso se niega a la peatonalización y exige participar en la decisión

Han comenzado a movilizarse tras conocer que se ha encargado un proyecto para estudiar el cierre de la calle al tráfico

Un grupo de comerciantes de la calle Pintor Picasso exhibe las firmas que están recogiendo para que ni se plantee ni se lleve a cabo la peatonalización del vial.

Un grupo de comerciantes de la calle Pintor Picasso exhibe las firmas que están recogiendo para que ni se plantee ni se lleve a cabo la peatonalización del vial. Rafa Arjones

Los comerciantes de la calle Pintor Picasso de San Vicente del Raspeig se movilizan. El anuncio de que el Ayuntamiento ha encargado un estudio para la peatonalización de la zona les ha puesto en guardia y a la mayoría les preocupa que se tome una decisión sin contar con ellos. De hecho, critican que no se ha tenido en cuenta su opinión antes de encargar este proyecto que se ha contratado por 17.000 euros. Les preocupa porque consideran que la calle dejará de ser comercial si los coches dejan de pasar.

Desde el Ayuntamiento, sin embargo, se ha asegurado que no hay ninguna decisión tomada y que una vez que se elabore el documento de viabilidad se sentarán con los comerciantes para valorar qué hacer.

Pero el comercio de la calle quiere mostrar su opinión mucho antes y, además de reprochar que no se les ha tenido en cuenta a la hora de encargar el informe, temen que se aplique una política de hechos consumados, a tenor de que, ya desde el lunes y por otro proyecto, los coches ya no pueden acceder desde Ancha de Castelar. «Nos hemos adelantado en previsión», explican.

Una de las comerciantes, Margarita León, advierte que «nuestra preocupación es que las personas de las partidas u otras partes de San Vicente lo tengan tan complicado para venir que dejen de hacerlo». Explica que sus clientes acuden en coche y buscan aparcamiento en los alrededores, o son personas de movilidad reducida a las que dejan en la calle. Los vendedores advierten de que, si no pueden acceder en coche, los clientes prefieren gastar en lugares donde el acceso de vehículos y aparcamiento sea más fácil. Dirige un comercio en la zona desde hace 26 años y considera inútil la peatonalización porque la calle «no es un lugar de paseo». Y considera que sería «un error porque nos aislaría».

Pintor Picasso es eminentemente comercial. Hay 56 tiendas en la calle y otras 25 en las adyacentes, además de oficinas y academias. Consideran que la peatonalización acaba con el comercio y ponen como ejemplo la calle Mayor o Castaños en Alicante. Junto a la mayoría de tiendas de la zona ha iniciado una campaña de recogida de firmas que pretenden presentar al alcalde, Jesús Villar, al que han pedido una reunión.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats