Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xixona

Las obras de la mayor planta solar de la Comunidad arrancan con una inversión de 40 millones

Los trabajos de la multinacional X-Elio se desarrollan junto a la carretera de Busot y se espera que el complejo fotovoltaico esté terminado en mayo

Un operario realizando ayer mediciones mientras una excavadora derriba una casa en ruinas en la parcela de la futura planta solar.

Un operario realizando ayer mediciones mientras una excavadora derriba una casa en ruinas en la parcela de la futura planta solar. Álex domínguez

Unas 25.000 viviendas podrán abastecerse de energía limpia a partir del próximo año gracias a la planta solar de Xixona. Las obras de este complejo fotovoltaico, que será el mayor de la Comunidad, ya han arrancado en la zona de El Espartal. La multinacional X-Elio Energy, a través de la empresa Fuente Alamo Energía Solar, contempla una inversión inicial de 40 millones de euros y una potencia instalada de 34,818 MW. Y ya tramita en la Generalitat una ampliación para alcanzar los 50 MW.

Los trabajos de la denominada CSF Turroneros comenzaron a finales de la pasada semana y se desarrollan ya dos de las tres parcelas que compondrán el huerto solar. La mercantil ha instalado las casetas y ha empezado las labores de desbroce, allanamiento de terrenos y derribo de una casa de campo en ruinas, junto a la carretera CV-774 que une Xixona con Busot.

La previsión es que las labores se alarguen hasta el mes de mayo, según explicaron ayer desde la multinacional, que va a emplear a cerca de 400 personas para estas obras, y una vez entre en funcionamiento se estima que el complejo generará entre 20 y 30 puestos de trabajo.

La planta se ubicará en la partida Turroneros sobre 66 hectáreas: en una parcela de 140.000 m2 al poco de pasar el polígono de El Lobo en dirección Busot -a mano izquierda- y en otras dos parcelas, que abarcan más de 500.000 m2, poco después -a derecha-, que están atravesadas por un camino público que une la CV-774 con la CV-800 a la altura de la planta de basuras de Piedra Negra. En esta dos últimas parcelas es donde la actividad es ya visible de un proyecto que generará energía limpia que evitará la emisión a la atmósfera de 71.312 toneladas de CO2 al año.

Para que este proyecto vea la luz ha sido necesaria la creación de una comisión especial en la Generalitat para la coordinación de los ocho departamentos de tres consellerias implicados en la tramitación de la Declaración de Interés Comunitario y la Declaración de Impacto Ambiental y la Autorización Administrativa, agradeciendo la alcaldesa de Xixona, Isabel López (PSOE), la intervención directa del presidente Ximo Puig para agilizar esta ambiciosa actuación.

El Ayuntamiento concedió licencia de obras parcial el pasado agosto tras culminar su tramitación en la Generalitat y obtener los permisos pertinentes de la administración autonómica, que es la competente en este proyecto por su potencia prevista, que contando con la ampliación prevista rozará los 50 MW, siendo a partir de 50 responsabilidad estatal. La licencia no era completa porque faltaban subsanara algunas deficiencias que ya se han resuelto, por lo que se concederá la definitiva en las próximas semanas, pero las obras de desbroce y movimiento de tierras ya podían empezar por el permiso provisional.

Apuesta por las renovables

La alcaldesa destacó ayer la importancia de recibir una inversión como esta en Xixona y la necesidad de apostar por las energías renovables con proyectos de este tipo , gracias a la eliminación por parte del Gobierno de Pedro Sánchez del denominado «impuesto al sol» instaurado en la etapa de Rajoy. El Consistorio ya ha ingresado 970.000 euros por la licencia de obras y la DIC, y en el pleno de septiembre aprobó por unanimidad declarar el proyecto de Utilidad Pública para que tenga acceso a bonificaciones.

Cultivos abandonados

Los terrenos donde se va a desarrollar el proyecto son en su mayor parte de cultivos abandonados, aunque Ecologistas en Acción alegaron en el periodo de exposición pública porque se trata de una zona de caza de águila. Sobre este Suelo No Urbanizable Común se va a construir la instalación, formada por módulos de silicio dispuestos en estructura tipo seguidor a un eje, y formada por 99.480 módulos de 350 Wp cada uno, lo que da una potencia pico total de 34,818 MWp de potencia instalada. Esto supone que será la mayor planta de la Comunidad, aunque hay otras en tramitación similares o de mayor potencia.

Además, contará con 10 centros de tranformación y la energía se venderá a través de una línea de 132 kV que unirá la planta con la subestación eléctrica de Xixona, que está situada a menos de un kilómetro del complejo solar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats