Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campello investiga un vertido de aguas que agrava la inestabilidad del talud de l'Almadrava

Vecinos denuncian el vaciado de una piscina de las nuevas edificaciones levantadas sobre el acantilado, que ha acabado en la playa pese al peligro de desprendimientos que padece desde 2010 - Medio Ambiente anuncia un expediente sancionador

El Campello investiga un vertido de aguas que agrava la inestabilidad del talud de l'Almadrava

Lo que le faltaba a la playa de l'Almadrava. Vecinos de esta cala de El Campello denuncian que la actividad de los chalés de lujo que se construyeron en 2016 sobre el acantilado de este arenal está agravando la erosión del talud de esta playa, donde el baño está prohibido en casi todo su frente por el peligro de desprendimientos. Y es que el pasado jueves los residentes vieron atónitos cómo supuestamente se vaciaba parte de una de las piscinas, cuya agua fue a parar al paseo construido encima del acantilado, y desde ahí a la playa por el talud que corre grave riesgo de derrumbe.

El concejal de Medio Ambiente, Julio Oca (Cs), anunció ayer la apertura de un expediente sancionador por esta actividad, ya que no está permitida y amenaza la integridad de un talud con muchos problemas de estabilidad. La Policía Local se personó el jueves por la tarde tras ser avisados por los vecinos, y Oca señaló que se ha abierto una investigación y que el responsable de este vertido de agua será sancionado por ello, ya que no se puede vaciar esa agua a la vía pública, lo que se agrava al acabar el vertido en la playa de l'Almadrava por un talud ya de por sí inestable.

Los hechos se registraron el jueves por la mañana, cuando varios vecinos vieron cómo salía un gran chorro de agua por una conducción que da al paseo público que se ha construido sobre en acantilado dentro de la obra de los chalés de lujo, que se inició en 2016. Esta agua procedía de una de las piscinas, donde había un hombre realizando al parecer tareas de limpieza, y al ser advertido por los vecinos de que era una actividad no permitida y tras realizar una llamada telefónica, cesó su actividad, según fuentes vecinales.

Los residentes de esta zona ya advirtieron sin éxito hace cuatro años que las obras de construcción de estas tres villas de lujo estaban agravando el riesgo de derrumbes por el movimiento de tierras en una zona tan sensible, un problema que negó el Ayuntamiento. Se trata de tres viviendas muy caras, de 1,8 millones de euros cada una. Los vecinos lamentan que mientras se autorizan construcciones de lujo como estas, en cambio se sigue sin dar una solución a los problemas de desprendimientos y a los vertidos de aguas fecales que sufre periódicamente esta zona.

Una década en peligro

Este arenal lleva una década bajo peligro debido a la inestabilidad de su talud. Está reducido a la mínima expresión por el riesgo de desprendimientos, ya que solo se permite el baño en un tramo de unos 50 metros de los 600 con los que cuenta esta estrecha playa. Pero muchos bañistas hacen caso omiso a los carteles que advierten del peligro y ocupan las zonas prohibidas, debajo de este talud. La zona «segura» está ubicada en la parte central, donde están las escalinatas, aunque estas han sufrido importantes daños por el último temporal «Gloria» y el paso por ellas está cerrado hasta que se reparen.

El Ayuntamiento viene reclamando sin éxito desde 2005 al Servicio Provincial de Costas una solución definitiva para acabar con el riesgo de desprendimientos que presenta la cala. Una situación que ha hecho que el arenal haya dejado de ser el tercero más visitado, puesto que le ha arrebatado Cala Lanuza.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats