Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vestuario de verano llegará otra vez a San Vicente... en otoño

Los sindicatos denuncian que el personal municipal de Mantenimiento, Cementerio o el parking no han recibido ni botas. Cs defiende que se trata de elementos de seguridad y pide explicaciones en el pleno

El vestuario de verano llegará otra vez a San Vicente... en otoño

El vestuario de verano llegará otra vez a San Vicente... en otoño

La situación se repite, la ropa no llega. El personal municipal que presta sus servicios en los departamentos de Mantenimiento y Servicios, Cementerio, personal de apoyo y del aparcamiento municipal de San Vicente del Raspeig no cuentan aún con el vestuario de verano que se debe suministrar cada temporada. «SOS necesitamos concejales que gobiernen este ayuntamiento» es la crítica y el llamamiento que realiza el sindicato SPPLB criticando lo que ya se ha convertido en una situación habitual.

El personal municipal que presta sus servicios en los departamentos de Mantenimiento y Servicios, Cementerio, personal de apoyo y personal del parking municipal no han sido dotados del correspondiente vestuario de verano.

El sindicato advierte de que estos trabajadores «están prestando sus servicios en pésimas condiciones de seguridad y de imagen a la ciudadanía». Entre las deficiencias que han detectado advierten que el personal carece de calzado de seguridad mientras que la ropa no está en condiciones óptimas, al haber perdido en los primeros lavados el colorido, así como la importante parte reflectante que les dota de visibilidad y por tanto forma parte de la seguridad necesaria para ejercer su actividad. Y también explican que incluso en algunos casos se les han roto las costuras.

Como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores, algún trabajador se ha visto obligado a recortar las mangas de las prendas de invierno para poder prestar sus servicios en manga corta.

También hacen referencia al calzado, que aseguran «es de baja calidad debido también a los bajos importes que se ofertan en los pliegos», y ello motiva que se estropean muy rápidamente. En algunos casos, los propios trabajadores se han comprado este calzado de seguridad porque el que les han suministrado no pueden llevarlo porque las botas son excesivamente rígidas y son incómodas para trabajar, con el problema añadido de que pueden causar lesiones a los trabajadores.

Desde la sección sindical del SPPLB lamentan la actitud del actual equipo de gobierno municipal «por no dotar a los trabajadores en su debido momento del correspondiente y necesario vestuario con el que cumplir con sus labores diarias, ofreciendo una pésima imagen a la ciudadanía y con el riesgo añadido de provocar lesiones en el personal».

El sindicado arremete contra el equipo de Gobierno, al que acusa de estar «incumpliendo el convenio, el cual regula la periodicidad con la que se tiene que dotar de vestuario al personal municipal». Y explican con ironía que «con suerte estos trabajadores recibirán el vestuario de verano para las próximas navidades». De ahí que denuncien una «nefasta gestión del equipo de gobierno con el personal municipal. SOS. Necesitamos concejales que gobiernen este ayuntamiento», reprochan. De esta situación también se hace eco el grupo municipal de Ciudadanos, que vuelve a pedir explicaciones en el pleno al equipo de Gobierno por el retraso en dotar de vestuario y de equipos de protección individual a los trabajadores.

«Ha pasado un año y estamos en la misma situación que el verano pasado, en el que tampoco se les entregó el vestuario que necesitan para hacer su trabajo, dándose una situación tan surrealista como es recibir en otoño la ropa y los equipos de protección de verano. Desgraciadamente, este año va a ocurrir lo mismo», relata el edil Ricardo Bernabeu.

El concejal explica que «estamos hablando de botas de seguridad, de ropa reflectante y de otros equipos de protección individual que son fundamentales para la seguridad de unos trabajadores que realizan su trabajo en la calle y que tiene derecho a que su ayuntamiento les dote del material necesario para realizar su trabajo».

Un contrato de 119.000 euros aún por adjudicar

Un contrato de 119.000 euros aún por adjudicarEl Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig sacaba a licitación en marzo el contrato de suministro de vestuario laboral y de seguridad y equipos de protección individual por un importe de algo más de 119.925,29 euros para los próximos tres años. Un proceso suspendido por el estado de alarma que se retomó en el mes de junio. Al contrato se han presentado dos empresas y se encuentra actualmente en la última fase: la valoración económica.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats