Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El portavoz del PSOE exige a Villar que readmita a la jefa de prensa destituida

Pide un informe jurídico preguntando si el alcalde de San Vicente puede despedir unilateralmente al personal de confianza y advierte de que el grupo quiere que vuelva - El primer edil afirma que es él quien tiene esa potestad

La jefa de prensa cesada, Ana López, es a su vez presidenta de las Juventudes Socialistas de San Vicente. | INFORMACIÓN

La jefa de prensa cesada, Ana López, es a su vez presidenta de las Juventudes Socialistas de San Vicente. | INFORMACIÓN

Las aguas en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig no se han calmado. Y la tensión en el grupo municipal socialista es máxima. Hace dos semanas, el alcalde, Jesús Villar, en un golpe de efecto cesó en sus funciones a la jefa de prensa, Ana López, y le quitó las competencias al concejal y exportavoz de su grupo, José Luis Lorenzo, líder del sector mayoritario de concejales socialistas en el Ayuntamiento enfrentado al alcalde. Desde entonces la tensión no se ha rebajado.

Parte del grupo municipal está exigiendo al alcalde, Jesús Villar, que devuelva a sus funciones a López. Pero Villar asegura que no hay marcha atrás. El portavoz de la formación, Jesús Arenas, estallaba el martes al comprobar que la mesa de despacho y el ordenador habían sido retirados del grupo municipal donde ejercía su labor López. Y acudió a la Alcaldía, elevando el tono de voz, a pedir explicaciones. A raíz de lo sucedido, presentaba tres escritos en el registro municipal dirigidos al alcalde.

«La brigada de mantenimiento ha irrumpido en el grupo municipal Socialista y han comunicado que siguiendo órdenes del gabinete de Alcaldía se llevaban el mobiliario», indica en un escrito dirigido al alcalde, pidiendo que se devuelva el mobiliario par la persona que sea nombrada como asesor. En otro de los escritos, Arenas advierte de que el Grupo Socialista acordó en la reunión celebrada el lunes 8 de marzo por la tarde volver a nombrar a Ana López como Jefa de Gabinete de Prensa, ocupando la vacante como personal eventual del Grupo. Y a la vez, el portavoz socialista se dirige al alcalde para que encargue informes jurídicos sobre los ceses. Pide saber cuántas personas le corresponden al grupo socialista como personal de confianza; a propuesta de quién son nombradas; y si el alcalde «puede cesar unilateralmente a dicho personal de confianza sin previa solicitud del partido que lo propuso».

El alcalde explica que ya se han pedido los informes a la secretaria y al letrado municipal. Y advierte de que es su potestad cesar al personal de confianza. Señala que el grupo ya tiene un personal de confianza y no le corresponde más personal. Y que es Alcaldía el área a la que se adscribe el gabinete de prensa. Villar considera una anécdota la petición de devolver la mesa al Grupo y advierte que «es en el gabinete de prensa y no en el grupo municipal donde tiene que estar». A la vez que indica que ya se está buscando periodista para ocupar el área de prensa.

El primer edil cree sin embargo que los problemas del grupo no están repercutiendo en el día a día municipal. «No tengo queja del trabajo de mis compañeros. No es el mejor ambiente, pero cada uno está cumpliendo con su área»

Pero no es la opinión de los grupos de oposición que sí creen que las desavenencias internas del grupo socialista afectan a la gestión municipal diaria.

El portavoz de Ciudadanos, Pachi Pascual, recalca que ahora mismo el Ayuntamiento «no tiene concejal de Educación y Sanidad y tiene un edil del equipo de Gobierno sin competencias. Tienen un departamento como Recursos Humanos en el que los sindicatos están pidiendo la dimisión del concejal. Es una situación que no hace más que ahondar en la situación de desgobierno». El representante de Cs lamenta que San Vicente «vuelva a ser noticia por luchas internas y no dar ayudas a autónomos y la hostelería».

El portavoz del PP, Óscar Lillo, lamenta que los vecinos tengan que contemplar «las broncas internas y peleas. Y apunta que «el alcalde está demostrando que no sabe tomar decisiones ni tiene el control de ese equipo de Gobierno. Y los concejales son carentes en todos los sentidos, no hay pleno en el que no nos quedemos sorprendidos por la respuesta o la falta de iniciativas». Y asegura que «a San Vicente lo han parado por completo, cierran comercios e industrias y no se hace nada». El portavoz de Podemos, David Navarro, indica que «lamentablemente, y en contra de lo que cabría esperar, no podemos negar que se está empezando a percibir algún que otro síntoma en su gestión como consecuencia de las diferentes bajas ocurridas por la crisis interna del grupo socialista. No obstante, confiamos en que, por responsabilidad y por el bien de la ciudadanía, esta cuestión se solvente cuanto antes y todo vuelva a la normalidad». Desde Compromís, su portavoz, Ramon Leyda, indica que «en cierta medida esta situación de crisis interna crea descoordinación y desconfianza en el trato diario con los vecinos». El portavoz de Vox, Adrián García, declara por su parte, que «esto no es nuevo y se añade a la pésima gestión y por consiguiente repercute en el servicio al ciudadano. Si no se aclaran en su propia casa como van a dirigir un municipio como es San Vicente del Raspeig».

Proponen la expulsión del alcalde y de la exedil Arques por sus escritos

Los expedientes disciplinarios que el PSOE local le ha abierto al alcalde y secretario local, Jesús Villar, y a la exconcejal Belén Arques, consideran como «faltas muy graves» los escritos que ambos realizaron para quejarse de una parte del grupo municipal. En parte, por no comunicar antes su decisión a los órganos del partido o «menoscabar la imagen de los cargos públicos o instituciones socialistas». Belén Arques renunció a su acta de concejal y lamentó la situación de presión y de «ego incontrolado», en referencia al edil José Luis Lorenzo, que lidera una de las facciones del grupo municipal. Y el alcalde hizo lo propio para sacar a la luz lo que era un secreto a voces en el Ayuntamiento, las desavenencias y acciones paralelas perjudicando su labor. La Comisión Ejecutiva Local ha nombrado dos instructores, uno de ellos íntimo colaborador de Lorenzo, para investigar los hechos, cuya máxima sanción es la expulsión del partido que se debe de elevar a los órganos nacionales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats