Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo socialista reta al alcalde de San Vicente y coloca en todas las comisiones a Lorenzo

El exportavoz, enfrentado a Villar, será el representante del partido en las reuniones previas a los plenos y recupera una parte del sueldo perdido el 23 de febrero tras quedarse sin concejalías

El alcalde, Jesús Villar, junto al concejal José Luis Lorenzo, en una imagen de archivo

El alcalde, Jesús Villar, junto al concejal José Luis Lorenzo, en una imagen de archivo

Nunca hubo paz en San Vicente del Raspeig. Y las cuatro últimas semanas han sido de calma tensa como se muestra en los movimientos que han ido haciéndose hasta llegar a la última de las jugadas. El grupo municipal socialista vuelve a mostrar que está más dividido que nunca.

El alcalde, el socialista Jesús Villar, acaba de tragarse un nuevo desplante y la mayoría del grupo liderado por José Luis Lorenzo muestra su músculo. Y lo han hecho solicitando por escrito que el que fuera portavoz socialista, y recientemente despojado de las áreas que le quedaban, el edil Lorenzo, presida todas las comisiones informativas que se celebran en el Ayuntamiento. Un gesto en el que se deja claro quién manda realmente en el equipo de Gobierno y el ninguneo al que se ha visto sometido el alcalde desde el principio del mandato.

La decisión del grupo socialista supone que el exportavoz recupera una importante cuota de poder al ser el representante del grupo socialista en las comisiones informativas. Suelen convocarse antes del pleno, y en ellas se estudia y se da información de los asuntos que se llevan a las sesiones plenarias para su aprobación. Cada grupo municipal tiene un representante y su voto es ponderado. Ello supone que es su voto el que representa a los diez concejales de PSOE, incluido el alcalde.

El 26 de febrero pasado, el primer edil, en un golpe de efecto, retiró sus competencias a Lorenzo esgrimiendo la falta de confianza y con la intención de frenar la división absoluta del grupo. El edil de Presidencia perdía todas su áreas además del sueldo de concejal con dedicación exclusiva, uno de los más elevados, y su asistencia a la Junta de Gobierno Local a la que, tal como denunciaba la oposición, llevaba varios meses sin asistir o lo hacía parcialmente. Así, pasó a cobrar únicamente alrededor de 326 euros al mes por su asistencia a los plenos.

Con este último movimiento del bando más numeroso entro del grupo socialista, además de recuperar poder en el Ayuntamiento, Lorenzo recupera parte del sueldo al cobrar además 130 euros por asistir a cada comisión. En el Ayuntamiento se convocan habitualmente cuatro comisiones al mes.

El nuevo titular de la Comisión Informativa de Alcaldía, Presidencia y Gobernación es Lorenzo; y el edil suplente, el concejal de Seguridad, José Manuel Ferrándiz, quien acaba de dimitir de su función de concejal de Recursos Humanos. Lorenzo también se convierte en el titular de la Comisión informativa de Hacienda y Administración General, cuyo suplente serán Ferrándiz.

También ha sido designado como representante del grupo municipal Socialista en la Comisión Informativa de Territorio e Infraestructuras, cuyo suplente es el concejal de Contratación, Jesús Arenas. Será el nuevo representante del grupo en la Comisión Informativa de Servicios al Ciudadano cuya suplente es Isabel Candela, la concejal de Bienestar Social; y de la Comisión Especial de Cuentas. Esta última se suele reunir una o dos veces al año para abordar los presupuestos municipales.

El primer edil sanvicentero explica que «se trata de una decisión que es potestad del grupo y así lo ha decidido». Y apunta al portavoz socialista para que dé las explicaciones de por qué lo han hecho.

El actual portavoz socialista, Jesús Arenas, ha evitado dar explicaciones. Preguntado sobre los motivos por los que se ha decidido designar a Lorenzo como titular de todas las comisiones informativas explica que «no tengo nada que decir al respecto, es una decisión del Grupo Municipal Socialista, como anteriormente había decidido que lo hiciese otra compañera».

La caja de los truenos se abrió el pasado 14 de febrero. Ese día la concejal de Sanidad, Educación y Consumo, Belén Arques, anunciaba su dimisión. Y lo hacía dejando claro que se iba por la situación insostenible vivida en el grupo. La que era número 2 del grupo municipal socialista y apuesta de José Luis Lorenzo, acabó criticando su «ego desbocado. Jamás entenderé ni apoyaré el criterio del pensamiento único», el control férreo de lo que se debe sentir, pensar y manifestar, el «estás conmigo o estás contra mí», depender de los vaivenes emocionales de un ego desbocado, las faltas de respeto y las descalificaciones continuas y la búsqueda constante de «estrategias conspirativas» que no conducen a nada bueno y que solo consiguen debilitarnos como grupo», decía en el comunicado para anunciar su retirada y que le ha valido un expediente disciplinario. También al alcalde, un día después en otro comunicado denunció la situación insostenible del grupo y su «deslealtad».

París asume Recursos Humanos hasta la nueva remodelación

La concejal Asunción París ha asumido provisionalmente la concejalía de Recursos Humanos tras la dimisión del concejal José Manuel Ferrándiz el pasado martes. Pero apenas ostentará el cargo unas semanas. El alcalde ha anunciado una remodelación de las funciones tras la celebración del pleno del próximo 31 de marzo en el que tomará posesión el nuevo concejal socialista que sustituye a Belén Arques que dimitió el 14 de febrero. Por la mañana tomará posesión de su cargo el nuevo concejal, Juan Antonio López Perona, en el salón de plenos del Ayuntamiento. La sesión plenaria será a las cinco de la tarde en formato telemático. Villar tiene que asignar las áreas de José Luis Lorenzo y las que ha dejado Belén Arques y la concejalía de la que ha renunciado Ferrándiz.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats