Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exjefa de Prensa de San Vicente del Raspeig mostró en el chat de los críticos su deseo «de cortarle el cuello» a Villar

Ana López expresó su profundo rechazo al alcalde en un grupo de WhatsApp de los concejales «rebeldes» del PSOE - En otra grabación advierte de que el primer edil debía dejarse llevar «y ser un alcalde monigote a nuestra merced»

La exjefa de Prensa, Ana López, en un acto como presidenta de las Juventudes Socialistas.

La exjefa de Prensa, Ana López, en un acto como presidenta de las Juventudes Socialistas.

Odio visceral contra el alcalde de San Vicente del Raspeig, el socialista Jesús Villar. En un grupo de WhatsApp de concejales del grupo municipal socialista críticos a Villar al que ha tenido acceso este diario, la exjefa de Prensa del Ayuntamiento, Ana López, escribe que «lo que me pide el cuerpo es cortarle el cuello a JV y a todos sus seguidores y enterrarlo en estas nuestras tierras del Raspeig», para más adelante indicar que «si hay que aguantar un año más con la Ejecutiva pues guardaré mis ganas de matar en un cajón. Hemos de hacer lo que no nos dañe la imagen. Matarlo ahora sería hacerlo un pobre mártir».

El profundo ninguneo al que se ha sometido al primer edil se manifiesta además en audios de voz en dichos grupos paralelos y que han funcionado así desde el principio del mandato. Uno de ellos, protagonizado también por la jefa de Prensa manifiesta que «el alcalde quiere que seamos un equipo. Que se deje llevar y sea un alcalde monigote a nuestra merced. Es lo que más le convendría». Es la reflexión grabada y enviada a los miembros de dicho chat en el que, entre otros, había concejales de la facción del grupo municipal socialista liderada por el edil José Luis Lorenzo, y también militantes entre los que está el polémico José Gadea.

Cuando estalló la crisis del grupo municipal socialista el 14 de febrero, con la renuncia de la concejal de Educación, Sanidad y Consumo, Belén Arques, el alcalde ya reveló que sabía de la existencia de grupos paralelos de concejales socialistas en los que no estaban ni él ni la concejal de Fiestas, Asun París, su única valedora. Ayer, y ante el contundente audio de su exjefa de Prensa, el primer edil reconoció que «lo que he visto por encima es bastante fuerte. Demuestra el ninguneo al alcalde que se ha ejercido». Y añadía que «este alcalde, y todos, se merecen un respeto por parte de los concejales. Se nos ha elegido democráticamente. Encabezamos una lista y merece el respeto de todos los concejales».

Un audio de la exjefa de Prensa de San Vicente revela que Villar "debía ser un alcalde monigote a nuestra merced"

Ana López es actualmente la presidenta de las Juventudes Socialistas y forma parte de la Ejecutiva Municipal del PSOE en San Vicente. Accedió al cargo tras las elecciones municipales de mayo de 2019 y fue cesada por un decreto del alcalde el 26 de febrero pasado por pérdida de confianza. Y junto a ella, también el edil José Luis Lorenzo perdió todas sus áreas por la misma desconfianza. López ha presentado recientemente un recurso de reposición al alcalde exigiendo su vuelta al puesto que ocupaba y recibir el sueldo que ha dejado de percibir; una plaza de personal de confianza eventual que actualmente ya ha sido cubierta.

El primer edil señala que entre hoy y mañana los técnicos de Recursos Humanos «que son los competentes», responderán el requerimiento.

Ya ocurrió algo similar con la jefa de Prensa de Villar del anterior mandato. El alcalde la cesó y recurrió a la vía judicial, tumbando su pretensión en primera instancia y también el Tribunal Superior de Justicia. Tras la negativa a su recurso presentó amparo ante los tribunales que no le dieron la razón. Y ello por tratarse de un personal eventual y de confianza del alcalde.

Este diario trató infructuosamente de conocer la versión de Ana López y del concejal José Luis Lorenzo.

El ninguneo del alcalde, también durante las fiestas este fin de semana

La Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV ratifica el inicio del expediente a los siete ediles críticos

El grupo municipal socialista de San Vicente del Raspeig no oculta su falta de cohesión y evidencia que el alcalde, Jesús Villar, no ejerce liderazgo sobre ellos. El municipio cerró el lunes sus fiestas evidenciándolo. Solo en un acto el grupo estuvo junto, en la ofrenda solidaria celebrada el domingo. Al resto de actos protocolarios y oficiales no han acompañado al primer edil. Villar reconoce que «si lo hacen por hacerme un feo a mí, no son las formas. Estamos en fiestas, con unos colectivos festeros que han trabajado mucho para que se puedan hacer los pequeños actos de estos días y creo que, si la respuesta de no acudir es hacerme un feo, se lo hacen a estos colectivos». 


Mientras, el Partido Socialista sigue en marcha con el expediente informativo contra los siete concejales díscolos que se abstuvieron el pasado pleno en una iniciativa urbanística promovida por el alcalde. En una situación insólita, el propio grupo presentó una enmienda a la propuesta. A este respecto, la Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV ratificó este martes el inicio del expediente informativo contra los siete concejales críticos. Con todo, Villar ha reiterado que le gustaría «que pudiéramos seguir trabajando juntos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats