30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Deja un coche y le devuelven un cubo

El Ayuntamiento de San Vicente deberá indemnizar con 5.390 euros a un vecino al que desguazaron el coche al considerarlo abandonado

Un desguace de la provincia de Alicante.

Un desguace de la provincia de Alicante.

Querido y desmontado. Como poco, de piedra se debió quedar el vecino al que le devolvieron el coche estacionado en la calle hecho chatarra. El juzgado le da la razón y condena al Ayuntamiento a pagar el valor venal del vehículo, de unos 12 años, que aparcó en la calle Gabriel Miró y que acabó siendo desguazado. 

La retirada de coches de la vía pública es algo habitual. Generalmente la grúa se lleva los vehículos mal aparcados, los que están en vados y también aquellos que parecen abandonados porque llevan un periodo largo de tiempo sin moverse. Lo que es menos usual es que el coche acabe en el desguace, y menos cuando el dueño no tenía intención de quedarse sin el medio de transporte. Y además, había reclamado para recuperarlo.

Es lo que ha pasado en San Vicente del Raspeig. Y el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Alicante le ha dado la razón al perjudicado y ha condenado al consistorio de San Vicente del Raspeig a indemnizar al dueño de un Mercedes de unos 12 años de edad por dejarle sin su coche, que ha recuperado, pero hecho un cubo de chatarra.

Ahora, el Ayuntamiento deberá pagar al vecino un total de 5.390 euros. De ellos, 4.500 euros corresponden el valor venal que se ha valorado que tenía el vehículo en el momento en el que fue desguazado; y le suma además otros 890 euros por ser el importe que abonó el perjudicado en concepto de tasa municipal para retirar el vehículo que se encontraba en el depósito. Y que, a pesar de la intención de recuperarlo, nunca volvió a ver en su estado original. Ello a pesar de que llegó a presentar una reclamación ante la Policía Local exigiendo la devolución de su vehículo varios meses antes de que acabara siendo desguazado.

El propietario pagó la tasa para recuperar su utilitario y a pesar de ello acabó en el desguace

decoration

El periplo del dueño hasta lograr que el Ayuntamiento le indemnice ha sido largo. En primer lugar, presentó una reclamación patrimonial al consistorio y posteriormente llevó a la administración local a los juzgados. Presentó un recurso contencioso administrativo convencido de que tenía la razón: había aparcado un coche en una calle del municipio, la grúa se lo llevó, y aunque pidió recuperarlo, acabó en como un residuo sólido urbano en la planta de reciclaje.

El dueño del vehículo desguazado se vio obligado a recurrir la decisión del Ayuntamiento que desestimó la reclamación patrimonial presentada ante el Ayuntamiento de San Vicente, que consideró «improcedente» la indemnización que solicitaba y consideró que no tenía responsabilidad alguna en lo que le había ocurrido al propietario del coche. Ante dicha respuesta, el hombre se dirigió a los tribunales para pleitear contra el consistorio reclamando justicia.

Todo comenzó el 10 de marzo de 2018. Ese es el día en el que la grúa se llevó de la calle Gabriel Miró de San Vicente el vehículo, un Mercedes con matrícula GLT. En noviembre de ese mismo año el dueño presenta una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el consistorio. El Ayuntamiento posteriormente alega ante el recurso contencioso administrativo presentado por el perjudicado que el caso había prescrito. Algo que el juzgado rechaza advirtiendo que el plazo para interponer el recurso no se limita a seis meses.

El caso del coche desguazado es complejo. La grúa se lo llevó de la vía donde se encontraba aparcado el 10 de marzo de 2018. El día 12 de septiembre de ese año, seis meses más tarde, y tal y como marca el protocolo en estos casos en los que el propietario no ha aparecido a retirar el vehículo, el Ayuntamiento emitió una notificación al dueño. Sin embargo, esa información no llegó nunca al propietario. Según indica la sentencia dictada «no llegó a practicarse en debida forma».

Prácticamente un mes después de esa comunicación, el 19 de noviembre de 2018, el propietario del vehículo acudió a las dependencias de la Policía Local de San Vicente del Raspeig para recoger su coche. Y por ello pagó un montante total de 890 euros en concepto de tasa.

Una reclamación

Tres días después, el 22 de noviembre, el propietario del vehículo regresó a las dependencias policiales puesto que, a pesar de haber pagado la tasa para recuperar su coche, éste no aparecía. Presentó un escrito de reclamación. Sin embargo, y a pesar de ello, el coche fue desguazado el 19 de enero del 2019.

La sentencia contra el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig es contundente: «Resulta evidente que, con el inadecuado proceder municipal, se ocasionó un perjuicio patrimonial al demandante que ha de ser resarcido», indica. Y ello, por un lado, a través del valor venal del vehículo, atendiendo por un lado a las características que tenía el coche, de marca Mercedes, y a su antigüedad, en torno a una docena de años, por el que se establece una cantidad de 4.500 euros. Y por otro, devolviendo al perjudicado los casi 900 euros que abonó en concepto de recogida, transporte y depósito.

Este caso es uno de los escasos que acaban en los tribunales de forma exitosa para el demandante. El Ayuntamiento recibe de forma habitual reclamaciones patrimoniales de vehículos relacionados con desperfectos ocasionados en la vía pública.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats