Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detienen y dejan libre con medidas cautelares a un hombre por una violación en Sant Joan

El arrestado trabajaba en la reforma del centro de salud y supuestamente agredió a una limpiadora - El juez decreta su libertad con cargos pero le impone una orden de alejamiento de 500 metros y prohíbe que se comunique con la mujer

El centro de salud de Sant Joan, en una imagen de archivo

El centro de salud de Sant Joan, en una imagen de archivo

La Guardia Civil detuvo a un hombre por presuntamente violar a una mujer en el centro de salud de Sant Joan, donde está empleada como limpiadora, decretando este jueves el juez su libertad con cargos con medidas cautelares. El arrestado, un obrero de 42 años , se encontraba trabajando en la reforma de esta instalación sanitaria, que está siendo ampliada por la Generalitat, cuando el pasado martes supuestamente agredió sexualmente a la mujer, según denunciaron desde el Sindicato Médico CESM y confirmaron fuentes cercanas al caso. 

Los hechos ocurrieron sobre las 15.30 horas de la tarde, cuando según la víctima, el hombre presuntamente la acorraló, la metió en un cuarto y la violó. Posteriormente, fue arrestado por la Guardia Civil, negando el detenido la agresión. El hombre pasó este jueves a disposición judicial en Alicante, decretando el juez de guardia su libertad con cargos, con las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía, que no pidió su ingreso en prisión. Así, el magistrado le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros, así como la prohibición de ponerse en contacto con ella, según informó el TSJ. 

Los médicos y un sindicato aseguran que las obras generan graves molestias con ruidos, temblores, suciedad e inseguridad

decoration

Desde este sindicato denunciaron la inseguridad que sufre este centro y otros muchos de la provincia por la ausencia de personal de seguridad. Y por otra parte alertaron de que las obras que lleva a cabo la Conselleria de Sanidad desde hace año y medio están causado graves molestias y situaciones de inseguridad que afectan a la atención que se da en las instalaciones. Una problemática que lamentan se podría haber evitado si se hubiera trasladado la actividad a otras dependencias o a prefabricadas durante las obras.

Obras de reforma del centro de salud de Sant Joan

Deficiencias

El pasado 28 de mayo un grupo de sanitarios de este centro de salud presentaron un escrito ante la Conselleria, respaldado por el CESM, en el que alertan del «maltrato» que debido a estas obras están sufriendo el personal y los pacientes. Esta reforma arrancó en noviembre de 2019, con un plazo de duración de 20 meses, y está previsto que acaben el próximo octubre. Con un presupuesto de dos millones, el objetivo es mejorar y ampliar sus recursos sanitarios. Pero médicos y usuarios llevan año y medio sufriendo un infierno de temblores, ruidos, suciedad, polvo e inseguridad. 

Sanidad admite quejas por unos trabajos que duran 19 meses y van con retraso, pero que cumplen con la normativa laboral

decoration

En el escrito recuerdan que «llevamos 19 meses trabajando en el centro de salud mientras se realizan las obras de remodelación del mismo, unas obras que consisten en tirar todo el centro de salud abajo, por fases, y hacerlo de nuevo». Y que «llevar a cabo esta obra mientras se mantiene la actividad asistencial en el centro supone una aberración de las condiciones en las que trabajamos, con ruidos, temblores, polvo, etc., junto con un empeoramiento evidente en la calidad asistencial». 

Y relatan un «ruido insoportable durante la mayor parte de la jornada laboral, muchos días a la semana. Un ruido que hace imposible hablar con alguien a más de un metro y medio, un ruido que hace que sea casi imposible hablar con alguien por teléfono». 

6

Obras de ampliación del centro de salud de Sant Joan Diario Información

Los facultativos destacan que sufren «vibraciones desagradables en muchas ocasiones y temblores que han sacudido nuestras consultas y que en algunas ocasiones han provocado la caída de objetos de las estanterías como si se tratara de un terremoto». También apuntan a las molestias que genera el polvo, «tierra en suspensión por las salas de espera y por las consultas, ya que estas deben permanecer con la puerta abierta por la ventilación. Tierra que se mete por la nariz y la boca a pesar de la mascarilla. Tierra que se inhala y que cae al suelo y la pisas».

«Caos»

A todo esto hay que sumar el «caos y desorganización» que han vivido algunos días, «porque se han juntado los problemas de organización del covid con los derivados del traslado de consultas y material a casa de la obra», poniendo de ejemplo el tener que ir pisando escombros con el equipo de protección individual puesto, soportar la música a todo volumen de la obra, que «los obreros fumen y vayan sin mascarilla». También lamentan que en invierno han estado sin calefacción, o que no se haya aumentado el personal de limpieza pese al exceso de trabajo por el covid y las obras. Y recuerdan también deficiencias de seguridad que ha podido poner en peligro a algún niño en la sala de espera.

Hace un año ya alertaron a Riesgos Laborales de todo ello, sin obtener respuesta, y ahora destacan que «las condiciones laborales en el último año han sido increíblemente malas, y la calidad de la asistencia sanitaria se ha visto afectada, recordando que los responsables de esta «deplorable situación» son conscientes de su «mala gestión» y «deben evitar este maltrato a los trabajadores». Desde Sanidad reconocieron que las obras están causando molestias y se están alargando más de lo previsto por el covid, pero señalaron que se cumple con la normativa de riesgos laborales y que son molestias necesarias para mejorar el centro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats