Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de Lo Romero de Sant Joan llevan medio año paradas por falta de acuerdo

Urbanismo asegura que la Generalitat ya ha pagado los atrasos y se trabaja en un modificado para ajustar los precios que solicita la empresa

Las obras del colegio Lo Romero de Sant Joan d’Alacant, paradas desde abril. |

Las obras del colegio Lo Romero de Sant Joan d’Alacant, paradas desde abril. | HÉCTOR FUENTES

Las obras de construcción del nuevo CEIP Lo Romero de Sant Joan d’Alacant siguen paradas y sin visos de reinicio. La actividad se paralizó el pasado 21 de abril, hace ya seis meses porque la empresa adjudicataria, Urbamed Infraestructuras, no había recibido los pagos de las siete últimas facturas. Desde agosto no había cobrado y advertía del posible riesgo de quiebra de seguir así.

La obra se adjudicó por 5 millones de euros y está financiada por el Plan Edificant de construcción de infraestructuras educativas de la Generalitat Valenciana que es a quien corresponde el pago de las obras. De no haberse paralizado, el nuevo colegio estaría a punto de finalizar, pero por el momento, la actividad sigue siendo nula.

La concejal de Urbanismo, Eva Delgado, asegura que la reanudación de la actividad está cada vez más cerca. Y explica que el primer escollo, que era la falta de pagos, ya se ha solucionado y que la Generalitat se ha puesto al corriente haciéndose cargo de las certificaciones de obra que había acumulado. Gracias a ello se ha logrado el desbloqueo de una de las reclamaciones de la mercantil, pero aún queda un problema por resolver que mantiene paralizada la actividad de construcción del centro educativo.

La responsable de Urbanismo, reconoce que la obra todavía no se ha puesto en marcha porque por el momento se está trabajando en elaborar un modificado atendiendo a la solicitud que realizó la mercantil, que solicitó la revisión de precios.

Delgado reconoce que se han producido diferencias entre la empresa constructora y la dirección facultativa de la obra en este sentido. La concejal insiste en que ahora mismo «están trabajando en el modificado la dirección facultativa y la empresa constructora. Están trabajando conjuntamente para llegar a un acuerdo e iniciar las obras nuevamente».

En el pasado pleno ordinario del mes de septiembre era el grupo municipal Popular el que exigía saber el porqué del retraso de unas obras de las que, cuando estaban en marcha, se decía que iba a un muy buen ritmo, e incluso más adelantadas de lo previsto.

Empezó con retraso

Debido a la pandemia la obra ya se inició más tarde de lo previsto. A finales de junio de 2020 arrancaron los trabajos con un plazo de ejecución de 16 meses y tres semanas. Y de hecho, debía estar finalizada este mes de noviembre. Pero el retraso en la puesta en marcha de la infraestructura educativa ya es evidente. El buen ritmo se rompió en abril cuando la obra se paró en seco.

El alcalde de Sant Joan, Santiago Román, que gobierna en un bipartito de Cs y socio de gobierno del PSOE, en cuyas manos están las área de Urbanismo y Educación, advierte de que ya ha solicitado al departamento de Urbanismo, que dirige la socialista Eva Delgado, una cita con el director general de la Conselleria responsable de las obras para interesarse por los retrasos y saber «qué esta provocando este perjuicio para la comunidad escolar».

Urbamed ya había advertido al Ayuntamiento que la demora en el pago superaba lo establecido por la ley. Desde agosto tenía adeudados 1,6 millones de euros. Es el importe que Urbanismo asegura que ya se ha abonado.

A su vez, el conflicto ahora radica en el hecho de que la empresa ya pidió en su día que, además de pagarle los atrasos, se debían aplicar los nuevos precios contradictorios surgidos durante la obra y las diferencias de medición que fueron detectadas en el transcurso de los trabajos. De ahí que solicitan que se abone lo adeudado con arreglo a la obra que se ha ejecutada.

Urbamed solicitaba al Ayuntamiento tramitar de forma urgente el Proyecto Modificado en el que se contemplan estas diferencias que suponen un incremento de los costes.

Doce aulas de Primaria y comedor para 200 niños 

El nuevo CEIP Lo Romero contará con ocho unidades de Educación Infantil. De ellas, dos de primer ciclo, que contarán con aseos adaptados, sala de usos múltiples y de pequeños grupos así como doce aulas de Educación Primaria, con aulas de apoyo y módulos de aseos. Tendrá gimnasio y dos pistas deportivas exteriores, vestuarios, almacén y despacho y un comedor para 200 comensales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats