Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exedil Belén Arques pasa de testigo a imputada por el caso de los chats de San Vicente

El alcalde de San Vicente considera «sorprendente» que no se llame al resto de implicados - La Fiscalía cree que se pudieron cometer delitos de violación de secretos y tráfico de influencias

La exedil Belén Arques (derecha) llega al juzgado junto al alcalde, donde entró como testigo y salió como imputada. | ÁLEX DOMÍNGUEZ

El caso de los chats del PSOE de San Vicente del Raspeig sigue su curso judicial con una novedad. El paso a investigada de una testigo. Este viernes acudieron al juzgado de Instrucción número 1 de San Vicente como testigos el alcalde, el socialista Jesús Villar, su número 2 y portavoz del grupo municipal, Asunción París, y Belén Arques, concejal de Sanidad, Educación y Consumo y que dimitió en marzo.

Arques no llegaba a declara. Ha pasado de acudir al juzgado como testigo a salir de él en calidad de investigada en un caso donde hay otras seis personas investigadas que ya han acudido a declarar esta semana y a las que el Fiscal considera que pudieron cometer delitos de infidelidad en custodia de documentos y violación de secretos, así como tráfico de influencias. Y ahora la juez tendrá que llamarla también a declarar por el mismo caso. La propia Belén Arques ha explicado que a la hora de comparecer este viernes, la juez le ha preguntado si formaba parte de los grupos de Whatsapp y al ser afirmativa su respuesta le ha comunicado que pasaba a investigada.

La exconcejal socialista asegura estar «muy tranquila» y considera que se trata de una garantía procesal el poder declarar junto a un abogado. A la vez, explica que su intención es colaborar con la Justicia y añade que «no tengo nada que ocultar».

El alcalde ha considerado «sorprendente» que solo Arques vaya a comparecer como investigada cuando había más concejales que formaban parte de los dos grupos de chat cuyo foco tiene puesto el juzgado. «No sé si esto acabará aquí, porque había más gente en los grupos, tanto concejales como no. No sé si el siguiente paso será llamar a más personas». Y añade que «si la única causa es estar dentro y haber sido concejal, me sorprende que no se llame al resto, al menos a los concejales».

En su declaración, el primer edil explica que la juez ha querido saber «si se puede disponer de la documentación fuera de los foros del Ayuntamiento». Algo que, según explica, «en algunos casos sé que no se puede disponer de ella. Alguna documentación en ningún momento, y otra, desde luego, no en el momento en la que se disponía». Y apunta que ha dejado claro ante la juez «que no me consta que haya habido un lucro de esa información». Indica que la magistrada también ha querido conocer si él era conocedor de lo que ocurría en esos chats y cómo había tenido la información de los mismos. «Por la Prensa y lo que he conversado con Belén», responde Villar.

A su vez, señala que en las preguntas del abogado de los exconcejales investigados «el objetivo ha sido intentar dar a entender que todo eso no dejaba de ser una pelea política entre concejales».

En su comparecencia, Asunción París, señala que ha explicado a la juez que desconocía de lo que se hablaba en los dos grupos de WhatsApp investigados. París se ha remitido al momento de tomar el acta como concejal «se nos dice que como responsables en la Corporación tenemos la custodia de esos documentos, en la que se hacen referencias con nombres y apellidos y en los que hay datos de empresas y económicos. Tenemos la custodia y no podemos compartirlos. Sé que no debo anticiparlos antes de que se hagan públicos», concluye.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats