Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP saca en solitario la subida el agua en El Campello por la desaladora gracias a las abstenciones de PSOE y Compromís

Cs vota en contra y Vox se abstiene en la medida que busca evitar los impagos a Acuamed por los 12,5 millones que debe repercutir el Consistorio en el recibo por la desaladora en los próximos 25 años

El pleno de este jueves en El Campello

El pleno de El Campello ha aprobado esta mañana con los votos en solitario del PP la revisión de la tarifas del agua para poder repercutir en los próximos 25 años 12,5 millones de euros, correspondientes a la parte que le corresponde al Consistorio por la construcción de la desaladora de Mutxamel. La medida ha salido adelante gracias a la abstención de PSOE y Compromís, y busca evitar además un proceso judicial contra el Ayuntamiento por parte de Acuamed, por los impagos de las facturas que ya están llegando, y que no se han abonado al rechazar en marzo esta medida.

La propuesta, que ahora debe ser validada por la Generalitat, ha contado con la abstención de Vox y el rechazo de Cs, Red, Podemos y EU. Esto ha evidenciado la fractura entre populares y naranjas, que emergió en marzo cuando se llevó a pleno esta medida y fue tumbada por los votos de Cs, PSOE, EU, Red y Podemos, contando los populares únicamente con el respaldo de Vox, que ahora ha pasado a abstenerse, y con la abstención de Compromís.

La falta de respaldo en el pleno de hoy se ha fundamentado en que no se realizado un nuevo estudio de tarifas, ya que el que se ha llevado a pleno es de hace dos años, y también algunos partidos reclaman estudiar acciones legales para anular por incumplimiento el convenio de 2006 por el que se comprometía el Consistorio a sufragar parte del coste de la desaladora.

El pleno ha acordado así solicitar a la Comisión de Precios de la Generalitat que proceda a la revisión de la tarifa del agua potable de El Campello presentada por Aguas Municipalizadas de Alicante. Estas tarifas de agua potable no se revisan en el municipio desde abril de 2013.

El pasado junio llegaron las dos primeras facturas por la desaladora, por un total de 800.000 euros por el periodo entre octubre de 2020 y junio de 2021, que el Ayuntamiento no ha abonado, ya que afirma que no puede repercutir a los usuarios al no haberse regularizado las tarifas por el rechazo del pleno en marzo. Y el Consistorio asegura que tampoco puede pagarlas directamente, al impedirlo la Ley al tratarse de subvenciones de la UE. En total se trata de 12,5 millones a abonar en 25 años y en los próximos días se espera que llegue la factura correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre, que podría superar los 260.000 euros. Y es el gestor del agua potable (Aguas Municipalizadas de Alicante), quien tiene que repercutir ese dinero en los recibos, para lo que necesita que se apruebe la revisión de tarifas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats