Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Vicente trata de "devolver la vida" a 339 parcelas agrarias abandonadas

Arranca el proyecto del Banco de Tierras Municipal para recuperar la agricultura local a través de la cesión gratuita o el alquiler

Presentación oficial del Banco de Tierras Municipal.

San Vicente del Raspeig dispone de un total de 789,74 hectáreas de suelo agrícola, de las cuales 345,64 encuentran en producción y 444,09 en estado abandono. Con el objetivo de recuperar la actividad agraria en el municipio, el Ayuntamiento ha impulsado el Banco de Tierras Municipal, una plataforma que pone en contacto a personas interesadas en comprar o alquilar parcelas para su explotación agrícola con los dueños de tierras de cultivo.

El Banco de Tierras es un servicio gratuito del Ayuntamiento que conecta a titulares de tierras de cultivo que por diferentes circunstancias no pueden cultivarlas con personas demandantes de tierras. Es una herramienta útil para facilitar el relevo generacional en el campo.

Las tierras abandonadas son con frecuencia un problema económico para sus propietarios y un santuario de plagas. También son causa de erosión y peligro de incendios forestales.

El concejal de Medio Ambiente, Alberto Beviá, de Esquerra Unida ha explicado que las personas interesadas en ceder o alquilar parcelas para cultivo pueden inscribirse ya en el enlace https://www.raspeig.es/pagina/banco-de-tierras/, pedir cita previa por whatsapp (637190578) o bien informarse en la Concejalía (tercera planta del Ayuntamiento).

Hay tres formas de acuerdo: cesión gratuita del suelo, aparcería (el propietario se lleva el 10% de los beneficios de la producción) o alquiler. Además de demandantes de suelo para cultivo y de personas propietarias el Banco de Tierras cuenta además con la figura del voluntario.

Demanda

El responsable técnico de los huertos urbanos municipales, José Manuel Forner, indicó que en San Vicente existe un incremento en la demanda de zonas para cultivar de manera sostenible (como es el caso de los huertos municipales) y el Banco de Tierras es una buena oportunidad “para satisfacer esa creciente demanda que además favorece la producción local y el comercio de proximidad”.

Para llevar a cabo la radiografía de la situación del suelo agrícola del municipio y mediar entre propietarios y demandantes de tierras para cultivo el Ayuntamiento se apoya en la empresa de dinamización rural ADR Buscatierras.

De especial interés son los polígonos 4, 8 y 9, localizados en la zona norte y este del municipio. El polígono 4 cuenta con la mayor superficie cultivada, formado por parcelas grandes y uniformes, con una superficie media de 5,16 ha. por parcela. 

Los polígonos 8 y 9, de semejantes características, cuentan con la mayor superficie de suelo agrícola abandonado, con un total de 76,47 ha repartidas en 52 parcelas de alto valor agrícola, tanto por su localización como por sus dimensiones.

Esto hace que los polígonos 8 y 9 cobren un mayor interés a la hora de desarrollar nuevas estrategias de recuperación de parcelas agrícolas dada su localización estratégica y la proximidad de las parcelas entre ellas. Al oeste del municipio se sitúan los polígonos 13 y 14. Cuentan con un elevado número de parcelas agrícolas no uniformes de las cuales muchas se encuentran cultivadas o semicultivadas

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats