Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas estudia mejoras en el nuevo paseo de La Zofra ante las quejas de los vecinos

El Ministerio valora instalar una barandilla para evitar caídas y más accesos a la cala entre la desembocadura del río Seco y Muchavista - Los residentes critican además la regeneración de la playa y que el muro no tiene la altura suficiente para el oleaje

La cala ha recibido una gran aportación de tierra por la obra y el nuevo paseo carece de protección alguna para evitar la caída de viandantes. | J.A.RICO

Costas estudia mejoras en el nuevo paseo marítimo entre el Rincón de la Zofra y la desembocadura del río Seco, tras las quejas de los residentes sobre deficiencias en la obra finalizada el pasado mes de diciembre. Las comunidades de propietarios de la zona, que suman 500 viviendas y unos 1.500 residentes, han alertado con escritos al Ayuntamiento y al Ministerio para la Transición Ecológica, del que depende Costas y la obra en cuestión, de una serie de defectos, algunos referentes a la seguridad de la infraestructura.

Entre ellos figura que el paseo carece de protecciones para evitar que alguien caiga a la cala desde una altura considerable, que el propio paseo no tiene la altura necesaria para frenar el oleaje, que faltan accesos para poder bajar a la cala -solo hay un punto con escaleras y otro desde el que se puede acceder sin problemas por la altura de la cala- y que la regeneración realizada de la playa no se ajusta al proyecto.

Ante estas reclamaciones, realizadas en noviembre, cuando estaba a punto de finalizar los trabajos, desde Costas respondieron que «una vez finalizadas las obras, se estudiará la procedencia por motivos de seguridad, de colocación de barandilla donde sea necesario, así como la instalación de algún acceso más desde el paseo a la playa, aparte de los que ya hay previstos en el proyecto, en la ubicación que sea más ventajosa para el interés general». Y señala que el resto de deficiencias deben ser contestadas por el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio su edil de Medio Ambiente e Infraestructuras, Julio Oca (Cs), señaló que «estamos en contacto con Costas, junto a la que hemos visitado la obra, para recoger las peticiones de los vecinos», recordando que es una actuación del ministerio, no del Ayuntamiento. Y destacó que «la instalación de una barandilla para evitar caídas es necesaria, lo que hay que ver es quién lo hace». Y en cuanto a la regeneración, agregó que se ha consultado el proyecto y el mismo contemplaba la aportación de tierra, tal y como se ha hecho. La cala está ahora llena de tierra mezclada con cantos rodados, y se ha aumentado el desnivel desde el paseo a la cala por las obras.

Los residentes en su escrito alertan que «existen bastantes baldosas rotas. El piso que han ejecutado es muy deslizable, agravándose cuando llueve, por el arrastre de tierras de los jardines limítrofes. Al objeto de evitar accidentes, y dejarlo en condiciones de seguridad para los viandantes, procede realicen un bordillo separador que lo impida, y a pasar nuevamente la máquina de pulir que lo evite».

Del mismo modo señalan que «en el proyecto está contemplada la “regeneración de la playa”, con aportación de áridos, en una distancia en todo el trayecto de 12 metros desde la línea de actuación hasta la cota cero. Esta medida no se observa en la actualidad».

Y «respecto a la protección y seguridad de los muros realizados, nuevamente volvemos a insistir que si se deja como está, no la tiene». Y es que alertan que el paseo, al carece de muros por encima del piso, queda expuesto a que las olas inunden el paseo, que alertan no está a la altura proyectada, por lo que reclaman un muro y no una barandilla. Y una protección es imprescindible para evitar caídas de las personas que transiten por el nuevo paseo.

Además, fuentes ecologistas alertaron respecto a la aportación de áridos con cantos rodados, que ya denunciaron que se realizó desde la desembocadura del río, que esa tierra terminará pasando al agua marina, aumentando su turbidez, pudiéndose ver afectadas negativamente las praderas de fanerógamas marinas que pueda haber en los fondos de esa zona marina, así como las praderas de posidonia oceánica que hay cartografiadas a poca distancia de la zona regenerada.

Restauración del frente litoral

La restauración del frente litoral ha supuesto una inversión de 617.268,40 euros. Los trabajos se tuvieron que paralizar en agosto por las quejas de los 1.500 vecinos, que no podían acceder a la zona de baño, y tras varios cambios en la programación de la obra por este motivo. Esta actuación venía siendo reclamada desde hace años por los residentes de la zona, aunque su ejecución ha causado un gran malestar por las deficiencias detectadas y las molestias que han acarreado en verano. El proyecto busca frenar la erosión de este tramo del frente litoral mediante la aportación de canto rodado y la creación de un paseo de 750 metros con un muro de contención que permite el tránsito peatonal, que solo existía en una parte.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats