Un centenar de voluntarios retira más de 50 bolsas de residuos del futuro corredor verde del río Montnegre

El colegio Don Bosco realiza por tercer año una jornada de limpieza en Mutxamel para poner en valor este enclave natural. Diputación y ayuntamientos proyectan una inversión de 50 millones para su recuperación

Más de 100 voluntarios recorrieron el pasado domingo un tramo de 1,5 kilómetros del río Montnegre-Seco para retirar residuos de un valioso enclave donde se proyecta crear un corredor verde con una inversión de 50 millones. Por tercer año consecutivo, el colegio Don Bosco de Alicante organizó una jornada de concienciación ciudadana y de limpieza, retirando más de 50 bolsas de basura en el término de Mutxamel.

La actividad forma parte de la campaña "1m2 por los Ríos" de Libera (SEO BirdLife y Ecoembes), que se está realizando en toda España durante este mes y que contará con más de 300 puntos de limpieza y cientos de voluntarios por todo el país. La limpieza del río ha sido organizada por los alumnos de 1ºESO del colegio Don Bosco, Salesianos de Alicante. Se trata de un proyecto de Aprendizaje y Servicio que los alumnos están trabajando desde la asignatura de Ámbito Científico.

Después de estudiar las consecuencias de los plásticos y otras basuras en la naturaleza y en nuestros mares, se proponía a los alumnos pasar a la acción y organizar la limpieza de un río cercano. Por tercer año consecutivo el lugar elegido es el río Montnegre o río Seco, un ecosistema fluvial de gran importancia en la historia de l'Alacantí pero bastante olvidado y maltratado, aunque en Mutxamel se lleva años trabajando en su puesta en valor con diferentes actuaciones, y ahora la Diputación lidera un ambicioso proyecto para su recuperación

Por todo ello, estos jóvenes alicantinos quieren apadrinar este río y volverán cada curso a realizar su limpieza anual en el mes de marzo. Se solicitó el permiso pertinente al Ayuntamiento de Mutxamel, que apoyó la iniciativa desde el primer momento y se organizaron en 11 patrullas autónomas de 10 personas cada una, para sin masificaciones y respetando las normas sanitarias, poder cubrir casi 1,5 km de cauce que van desde el Assut de Sant Joan al Pont dels Cinc Ullals, a la altura del cruce de la CV-800, y retirar así todos los residuos posibles.

Los voluntarios retiraron del cauce y sus inmediaciones más de 50 bolsas de residuos, muchos de ellos asociados al ocio como botellas o latas de bebida. Además se encontraron escombros, colchones, y otros objetos procedentes de vertidos ilegales de gente que considera que el río es un vertedero. Estos restos se dejaron preparados junto al puente de la carretera de Busot, coordinando su retirada con Isidro Ayela, de la empresa municipal de limpieza.

Los escolares, con la ayuda de sus profesores, prepararon esta acción desde el colegio responsabilizándose ellos mismos de todas las tareas: inscripción y organización de los voluntarios, asignación de las zonas, logística, materiales… Convocaron a sus familias a participar; padres, madres, hermanos y profesores y compartieron esta jornada de concienciación y acción ambiental con ellos.

Cada patrulla llevó un registro de los residuos recogidos en esta jornada, y ya en el centro escolar se analizarán los datos y se aportarán a un censo nacional de recogidas mediante la app E-litter. Esta vertiente científica del proyecto de caracterización de los residuos encontrados ayudará a Libera a comprender mejor el problema de las basuras en el medio natural (Basuraleza) y a buscar mejores soluciones.