Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campello repara la avería que ha causado un nuevo vertido de fecales al río Seco

El Ayuntamiento aguarda a la analíticas para reabrir la cala de la desembocadura y descarta otra fuga contaminante en l'Almadrava tras las lluvias del martes

La playa de la desembocadura del río Seco se mantiene cerrada, en una imagen del anterior vertido J.A.RICO

El Campello ya ha reparado la avería que ha causado un nuevo vertido de aguas fecales al río Seco-Montnegre, y aguarda a las analíticas de la cala de la desembocadura para reabrirla al baño. Según ha informado el concejal de Servicios, Rafael Galvañ (PP), la estación de bombeo del Gallo Rojo, ubicada junto al Monumento al Pescador, ya funciona al 100% tras reparar los daños causados por un atasco provocado por miles de toallitas. Así, la fuga contaminante que salía por el aliviadero del río Seco ya ha cesado. Y el Consistorio aguarda a la analítica para comprobar si queda algún rastro del vertido en la playa canina y en la cala de la Punta del Riu Sec, para una vez que se confirme la buena calidad de las aguas, proceder a su reapertura.

A finales de mayo ya se sufrió otra avería que causó un vertido, que también obligó a cerrar al baño la cala. Desde la Plataforma Río Seco que agrupa a 600 viviendas que suman 1.500 vecinos denunciaron el pasado lunes que el vertido que cesó el pasado 4 junio tras dos semanas de contaminación había regresado, con los malos olores y contaminación en la playa, apenas una semana después que se reabriera tras el anterior episodio.

Con la obra que tramita desde hace años la Generalitat, y que está en fase de licitación, esta estación de bombeo reducirá su carga, y por tanto las posibilidades de nuevas averías. La Conselleria va a conectar el alcantarillado de la zona norte con la depuradora de Sant Joan, lo que además de resolver los vertidos que sufre la zona norte, permitirá que las aguas residuales de Coveta Fumà, Amerador, Alkabir y l’Almadrava no vayan a parar como hasta ahora a la estación de bombeo del Gallo Rojo, que ya da servicio a esta destacada zona turística.

Fuga de pluviales en l'Almadrava

Por otra parte, el Ayuntamiento ha reabierto este jueves la playa de l'Almadrava tras descartar que un vertido registrado el pasado martes por las fuertes lluvias fuera en parte de fecales. Los vecinos habían denunciado que el martes por la noche la estación de bombeo de l'Almadrava volvió a desbordarse una vez más. Esto llevó al Ayuntamiento a prohibir el baño el miércoles, pero el edil de Servicios ha explicado este jueves que se ha comprobado que el vertido solo fue de pluviales, sin llegar fecales al arenal, por lo que hoy mismo ya se ha procedido a su reapertura.

Esta estación de bombeo, a la que están conectadas varias redes de recogida de pluviales, sufre vertidos de fecales de forma recurrente, sobre todo cuando hay lluvias y desborda la infraestructura. Pero en este caso el Ayuntamiento ha descartado que haya sido contaminante, por lo que ya está permitido el baño.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats