Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xixona convertirá la Casa Aracil en un centro de dinamización económica y sede de la UA

El Ayuntamiento tramita la consolidación del inmueble del siglo XVII y su rehabilitación integral por 1,6 millones, para las que ha solicitado al Gobierno central una ayuda de 940.000 de los fondos Next Generation. El edificio se encuentra al lado de la Casa Rovira, recién reformada para acoger la Biblioteca

La Casa Aracil de Xixona en el centro, con la Casa Rovira recién reformada a la derecha

Xixona va a rehabilitar la emblemática Casa Aracil para convertirla en un centro de dinamización económica, así como en sede la UA y del Pacto por el Empleo de l'Alacantí. Tras la reforma integral de la Casa Rovira para albergar la Biblioteca Municipal, el siguiente edificio histórico que el Ayuntamiento pretende recuperar para uso de la ciudadanía es este inmueble del siglo XVII-XVIII, situado junto a la anterior, en la calle del Vall. Esta vivienda solariega, incluida en el Catálogo de Edificios Protegibles del Plan Especial de Protección del Casco Antiguo y de gran valor arquitectónico, se convertirá en la sede del futuro Centro de Dinamización Económica y Social, según ha informado el Consistorio.

A día de hoy, el proyecto de consolidación estructural del inmueble ya está redactado, con un coste de 590.000 euros, por lo que el proceso de licitación se llevará a cabo antes de que acabe el año para que las obras puedan arrancar en 2023, tal y como está previsto en el calendario de actuaciones.

El Ayuntamiento ha solicitado, tanto para esta fase de consolidación como para la posterior de rehabilitación integral, una subvención de 920.000 euros al Gobierno de España, a través del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos (PIREB), dentro de los fondos Next Generation. La parte no subvencionable ascendería a 740.000 euros. Así, la inversión total rondará los 1,6 millones de euros.

El Consistorio ya actuó hace varios años en la cubierta de este inmueble para atajar las filtraciones y frenar el deterioro que conllevaban, y pidió un estudio sobre su estado en que se concluye que "pese a tener numerosas grietas, es susceptible de ser conservado siendo necesarias ciertas intervenciones urgentes de consolidación estructural. La cubierta aunque está funcionando lo suficiente como para dejarla en una primera fase, sería aconsejable que se pudiera acometer y así junto con la consolidación estructural dejaría el edificio terminado a nivel de cimentación, estructura y cubierta, a la espera de sus interiores una vez definido el uso del edificio.(...)". Un uso que ya se ha definido cuando está a punto de ponerse en marcha su consolidación.

El estudio recogía que el edificio presenta «numerosas lesiones tales como grietas, colapsos parciales de cubierta y/o falsos techos, presencia de humedad de ascensión capilar y de las típicas degradaciones de revestimientos y carpinterías por agentes atmosféricos». Por ello, la obra contempla la creación de pantalla en cimentación de muros mediante mejora del terreno y micropilotes, crear un atado de la cimentación, zunchar la caja de escalera a varias alturas con estructura metálica, refuerzo de algunas vigas de madera, sellar las grietas exteriores, demolición de la cubierta actual y creación de nueva cubierta, saneado de las carpinterías exteriores y eliminar la estructura metálica actual.

La alcaldesa de Xixona, Isabel López (PSOE), destaca que “el objetivo de esta rehabilitación es recuperar y poner en uso un edificio histórico que forma parte de nuestro patrimonio y que actualmente está en un estado de deterioro importante”. El proyecto permitirá “dar un mejor servicio a los jijonencos y que se convierta en un punto fuerte de desarrollo económico y social de Xixona”.

Espacio de coworking

Tras la fase de consolidación dará comienzo la de rehabilitación integral, para convertir la Casa Aracil en el futuro Centro de Dinamización Económica y Social, que albergará diferentes servicios para la ciudadanía repartidos en seis plantas. La alcaldesa ha señalado que con este proyecto “tendremos muchos más medios para poder cuidar el talento joven jijonenco y también atraer emprendedores de otros lugares”. Y es que el edificio contará con un área de coworking, que será la parte más importante, así como una sala polivalente, una zona de exposiciones y espacios para aula de formación y talleres de empleo.

Además, la nueva Casa Aracil acogerá la Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC), SUMA y la Oficina de Desarrollo Local de Xixona. También estará la sede de la Universidad de Alicante y un espacio para las oficinas del Acuerdo Territorial por el Empleo y la Innovación de l´Alacantí (ACTEI), conocido también como Pacto Comarcal por el Empleo.

La mayor parte de la subvención solicitada para esta obra (644.881 euros) irá destinada a la eficiencia energética del inmueble, que contará, una vez finalizado el proyecto, con la etiqueta A del máximo nivel de eficiencia. Entre otras acciones previstas, se sustituirán las cubiertas para incorporar paneles aislantes de alto rendimiento. También se llevará a cabo una instalación fotovoltaica y la colocación de lámparas LED en las luminarias.

Las obras de la Casa Aracil forman parte del Plan de Regeneración del Casco Antiguo, que incluía también la reforma del Castillo y de la Casa Rovira, que ya han sido ejecutadas. Se trata de una actuación que forma parte del acuerdo de gobierno que firmaron el PSPV-PSOE y Ciudadanos.

Junto con este proyecto, actualmente se está redactando el Plan de Acción de la Agenda Urbana de Xixona, en el cual la renovación de la Casa Aracil es una de las iniciativas más destacadas por su valor social e interés patrimonial para el municipio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats