El tejido comercial de San Vicente va a recibir una inyección de dos millones de euros en solo un mes. El Ayuntamiento de San Vicente abre la segunda edición de los Bonos Raspeig para estimular las compras en los comercios del municipio. Y lo hace ampliando hasta el millón de euros la cuantía del dinero destinado, 400.000 euros más que en 2021. El alcalde Jesús Villar (PSOE) y el concejal de Comercio e Industria, Alberto Beviá (EU) han presentado este lunes la campaña, con la finalidad de minimizar las consecuencias económicas que se está sufriendo en la actualidad por la crisis. Así el objetivo de potenciar las compras en el municipio, apoyando a los hogares y a los establecimientos adheridos a este programa, promoviendo la reactivación económica del tejido comercial, de servicios y hostelería, a través del consumo. Y esta inyección económica se producirá a lo largo del mes de octubre.

La adhesión de comercios arranca este martes, con un plazo de 10 días para ello, aunque después aún se permitirán incorporaciones durante cinco días más. Y a partir del 2 de octubre los sanvicenteros podrán retirar los bonos, de 15 euros y hasta un máximo de 90 euros, para consumirlos en el plazo de 15 días. Transcurrido ese tiempo, caducarán y volverán a estar en circulación para su retirada. Y estarán disponibles durante un mes natural desde el inicio de la campaña o hasta que se agoten los bonos.

El alcalde ha destacado que de esta forma se inyecta en el tejido comercial de la localidad más de dos millones de euros. Y ha apuntado que "se hace en estas fechas porque es cuando han dicho los comerciantes, que es la época que más les conviene. Hemos cambiado algunos aspectos y se trata de una gran oportunidad para acceder a grandes descuentos, apoyando además al comercio local". Y el primer edil ha destacado que "la satisfacción de la gran mayoría de los comercio fue máxima" y "esperamos que se adhieran muchos comercios para esta segunda edición", que contó un más de un centenar en 2021, apuntando que "la calle los está esperando".

Por su parte el edil de Comercio ha apuntado que "con esta campaña queremos apostar muy fuerte por apoyar el tejidos comercial de Sant Vicent. Potenciar las compras y minimizar la crisis que estamos sufriendo". Y para ello "vamos a sacar 1.026.705 euros en bonos por lo que se agotarse supondrá más de dos millones de euros". El regidor de EU ha señalado que el Ayuntamiento aporta 750.000 euros y 276.706 euros de la Diputación a través de una ayuda. Y uno de los principales cambios reside en que solo podrán acceder las personas empadronadas en el municipio, ya que en esta ocasión la ayuda es para las personas, no para los comercios. Esta novedad se ha motivado por recomendaciones de la Intervención municipal, ya que es una ayuda directa a la ciudadanía.

La ayuda estará limitada a seis bonos, que son de 15 euros, por lo que el máximo del descuento es de 90 euros, frente a los 50 del año pasado. Y estos bonos deben ser utilizados por los consumidores como descuentos de un 50% en las compras que se realicen en los establecimientos adheridos, que incluyen comercios, establecimientos hosteleros, servicios... y pequeños supermercados, que es otra de las novedades, la incorporación de la eliminación, limitada a un determinado número de metros cuadrados de superficie. Estos descuentos podrán ser retirados tanto de forma telemática como presencial, y son compatibles estas subvenciones serán compatibles con cualquier otra subvención, ayuda, o ingreso para el mismo concepto subvencionable, procedente de cualquier otra administración, ente público o privado.

En la pasada edición hubo polémica con los comerciantes al tener que declararlos bonos, aunque finalmente no tuvieron que tributar tras realizar la consulta Comercio con Hacienda y ser considerados los afectados como exentos.

Abono semanal a los comercios

El edil ha señalado además que se va a tratar de abonar a los comercios los descuentos desde el Ayuntamiento de forma semanal, cuando el año pasado era al mes.

Los requisitos para acceder a los bonos son los siguientes: disponer de DNI o NIE; estar empadronado en San Vicente del Raspeig; hallarse al corriente de las obligaciones tributarias con la Hacienda estatal, autonómica y municipal y con la Seguridad Social; y no estar incurso en ningún procedimiento de reintegro de subvenciones. 

Y desde el Consistorio han informado que al tratarse de una ayuda pública, el beneficiario o consumidor será el obligado tributario a declararla como ganancia patrimonial en la declaración de IRPF de 2022, aunque han destacado que su repercusión en la declaración dela renta será "mínima".  

De esta forma, a partir del 2 de octubre, a través del trámite electrónico habilitado para ello en la sede electrónica de este Ayuntamiento https://raspeig.sedipualba.es, se podrá acceder al formulario web dentro del propio trámite electrónico para obtener el bono, un trámite que también se podrá realizar de forma presencial en los espacios habilitados para ello. 

El Boletín Oficial de Provincia (BOP) ha publicado este lunes la convocatoria, por lo que ya el martes arrancan los 10 días de periodo de adhesión de los comercios y el 2 de octubre la retirada y consumo de bonos, por un mes.