El PP rechaza la inacción que denuncia la oposición en El Campello y asegura que se van a ejecutar todos los proyectos

PSOE, Compromís, XEC y EU-UP critican el "abandono" del municipio y populares y Vox les afean hacer una "oposición destructiva"

Imagen del pleno extraordinario de El Campello del 12 de junio.

Imagen del pleno extraordinario de El Campello del 12 de junio. / INFORMACIÓN

Elena Sanz López

Elena Sanz López

El pleno de El Campello ha comenzado, incluso, con más tensión que de costumbre. Tanto es así que, el alcalde, Juanjo Berenguer, ha tenido que llamar varias veces la atención al público por interrupciones y, en una ocasión, ha tenido que intervenir para frenar faltas de respeto, a petición de Adriana Paredes de Compromís, que ha advertido que una de las personas estaba profiriendo insultos.

Los grupos de oposición han comenzado expresando su desacuerdo con la gestión del equipo de gobierno a través de listas interminables de reproches. Por su parte el PP, ha defendido la labor de su equipo de gobierno y ha negado que haya una parálisis en el Ayuntamiento, asegurando que se van a ejecutar los proyectos anunciados.

Entre las acusaciones más sonadas al PP se encuentran: "La piscina cerrada desde 2016", el "estado del Centro Social El Barranquet", las "condiciones en las que están las calles y las aceras", las "basuras que no se recogen en días por falta de contrato", el "desdoble en dos áreas de Infraestructuras y Servicios", la "ausencia de implantación del sistema de carrera profesional" o "el deterioro del patrimonio municipal".

En cambio, los populares y Vox han defendido la gestión en este mandato y han acusado al resto de partidos de hacer una "oposición destructiva" y de no querer que El Campello avance.

Avances

Lourdes Llopis, portavoz del grupo popular ha sostenido que "todas las actuaciones en marcha o proyectadas están enmarcadas en ámbitos de actuación que preocupan a los vecinos". La concejala ha pasado a explicar qué es lo que se ha hecho y lo que se va a hacer en cada una de las áreas municipales.

Así, Llopis ha asegurado que en Bienestar Social, han pasado de 492 a 65 valoraciones de dependencia en menos de 4 meses, por lo que se ha resuleto el atasco en este departamento. "Se ha puesto en marcha el Plan Vive de acceso a la vivienda social; en Infraestructura Pública se han iniciado las obras de la red de saneamiento; se ha tomado la decisión de someter a consulta pública los proyectos más relevantes del municipio; han finalizado las obras del instituto Clot del Illot; y en cuanto al cementerio, se ha aprobado el Reglamento del Cementerio Municipal por el que se recuperarán unidades de enterramiento".

La portavoz, además, no ha dudado en defender "la reestructuración del organigrama" por la que el Ayuntamiento fue denunciado por el sindicato FESEP, al que la justicia ha dado la razón. A este aspecto ha hecho especial referencia la portavoz de Compromís, Adriana Paredes: "Hemos asistido a una cascada de sentencias judiciales estos meses que tumbaban ciertas decisiones tomadas por el Ayuntamiento", en concreto "el desdoble de las áreas de Servicios e Infraestructuras, la obligación de establecer el sistema de carrera profesional y el aviso de la Agencia Antifraude de poner criterios legales a las productividades".

Llopis ha continuado con la alusión a los técnicos por el bloqueo de la gestión: "Estamos ante un problema grave porque nos encontramos ante la negativa de algunos técnicos a firmar proyectos, licitaciones, pliegos y pagos, lo que nos puede llevar a bloquear muchos proyectos del equipo de gobierno. Algunos de ellos ya podrían estar en marcha", ha asegurado.

También, la edil ha dedicado unas palabras a algunos vecinos y asociaciones: "Las críticas ciudadanas, en su mayoría, desde la reivindicación, la comprensión y, sobre todo, el respeto, porque cuando este se pierde dejamos de ser personas para convertirnos en marionetas que responden a espurios intereses, siempre dirigidos por los mismos que llevan décadas con una hoja de ruta marcada por el menosprecio y la crítica destructiva". A lo que el portavoz de EU-UP ha respondido después ensalzando "el trabajo realizado por los vecinos y por el tejido asociativo de la población, porque un municipio con un tejido asociativo activo es un municipio vivo y aquí parece que la vida no guste".

PSOE, EU-UP, Compromís y XEC han forzado la convocatoria de este pleno extraordinario para abordar lo que ellos consideran un bloqueo de la acción municipal durante este primer año de mandato. Algo que ha rechazado frontalmente el equipo de gobierno popular.

Reproches

Todos los grupos de oposición, excepto Vox, han destacado la "actitud de desidia y abandono" del municipio por parte del gobierno local. Así lo ha expresado EU- UP: "Hay un bloqueo absoluto y es una realidad". También, Paco Toni Palomares (XEC) ha realizado la misma crítica: "Llegamos tarde a todo"; Adriana Paredes, representante de Compromís: "Queremos encontrar salida a tanta dejadez"; y Yeray Hernández (PSOE): "El estado del municipio es crítico, lamentable y preocupante", ha afirmado.

Todos ellos culpan al equipo de gobierno por el bloqueo de la gestión interna y el deterioro de la localidad, todos menos Vox. Su portavoz, José Manuel Grau, responsabiliza a "todos los concejales, los del gobierno y los de la oposición" de los problemas municipales, afirmando que los grupos de oposición tienen la culpa "cuando no hacen verdadera oposición", asegura Grau que sostiene la misma afirmación que el PP sobre las "críticas destructivas" por parte del resto de partidos.

Por su parte, el Partido Popular ha manifestado que muchas de las cosas recriminadas ya están en proceso de cumplirse y se ha defendido diciendo que "este debate del estado del municipio se plantea porque la oposición quiere adelantarse a que se cumpla lo que prometen".

Los grupos progresistas del Consistorio no han quedado en absoluto satisfechos con la reunión, tal y como ha expresado Palomares (XEC): "El equipo de gobierno no ha aclarado nada con respecto a por qué no salen los proyectos, el porqué llegamos tarde a todo. Nos hablan de las grandes obras que tienen que llegar, pero del problema de gestión en el que está inmerso el Ayuntamiento, nada de nada. Parece que están satisfechos de él", finalizaba el concejal.

La valoración final por parte del PP ha sido que la oposición no llevaba el debate preparado por no haber consumido el tiempo destinado a ello: "Parece mentira que hayan pedido este pleno para no preparárselo", han lamentado.