Los residentes de Villamontes, en San Vicente, lamentan que no se hayan atendido las demandas vecinales en las obras de la urbanización

El Ayuntamiento declara que la remodelación está por finalizar y que se llevarán a cabo las sugerencias realizadas por los vecinos

Entrada a la urbanización Villamontes en San Vicente del Raspeig

Entrada a la urbanización Villamontes en San Vicente del Raspeig / INFORMACIÓN

Elena Sanz López

Elena Sanz López

La Asociación de Vecinos Villamontes, en San Vicente del Raspeig, critican que las obras de acceso a la urbanización se realicen sin atender las demandas vecinales, ya que la remodelación ha cubierto parte de las necesidades pero ha generado otros problemas de tráfico en la zona, dificultando la visibilidad de las vehículos en algunos tramos y obligando, en algunos puntos, a invadir el carril contrario para realizar maniobras como giros, especialmente en el caso de los autobuses, explican los residentes.

Los vecinos cuentan que "lo que se solicitó era un ensanchamiento y se han realizado cuatro", además, pidieron que arreglaran las aceras, que, hasta el momento, tampoco se han arreglado con dicha remodelación.

Además, comentan que, tras las obras, siguen teniendo los problemas que vienen décadas demandando, como la falta de alcantarillado, alumbrado o asfaltado de algunas de las calles, e incluso problemas de inundaciones en alguno de los puntos.

Asimismo, han destacado que el proyecto ha sido modificado sobre la marcha y que desconocen la desviación presupuestaria.

Por su parte, el Ayuntamiento pide paciencia, ya que "las obras no están finalizadas aún". Y aseguran que "una vez concluya la intervención, se visitarán, invitando a los vecinos, para ver in situ las mejoras introducidas, algunas de las cuales recogen sus sugerencias", han destacado.

Con respecto a las modificaciones y el presupuesto, el Consistorio insiste en que "en los últimos meses se ha producido una modificación técnica del proyecto, a coste cero, es decir, sin aumentar el presupuesto, para sustituir algunas unidades por otras". Algunas de las modificaciones incluyen las peticiones de los residentes como, por ejemplo, mantener bandas de aparcamiento que no se encontraban en el proyecto inicial, el asfaltado completo de todo el ámbito de actuación y el arreglo de algunos tramos de acera muy deteriorados, que es otra de las cosas no contempladas inicialmente.

La Administración local reitera que la obra está inacabada y se han comprometido a que "cualquier deficiencia detectada será valorada por los técnicos en el momento de la recepción y, si procede, se llevará a cabo por parte de la empresa adjudicataria", concluyen.