Ocho kilómetros de tuberías para acabar con los vertidos fecales en El Campello

Las obras de canalización de aguas residuales hasta la depuradora avanzan con la apertura de zanjas y la instalación de los primeros mil tubos

Tuberías que se están instalando en la calle en El Campello

Tuberías que se están instalando en la calle en El Campello / INFORMACIÓN

L. Gil López

L. Gil López

Ocho kilómetros de tuberías. Las obras de canalización de El Campello, que acabarán con los vertidos de fecales en la zona norte del municipio, avanzan a buen ritmo con la instalación de los primeros mil metros de tuberías de los 8.000 previstos.

El 15 de febrero se adjudicaron las obras por un importe superior a 7’6 millones de euros (de los que el grueso de la inversión lo aporta la Generalitat y un 10% el Ayuntamiento).

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, presentó el proyecto el 10 de mayo y unos días más tarde, el 23, las máquinas comenzaron los anhelados trabajos.

Se trata de las obras de canalización y elevación de aguas residuales del municipio hasta la depuradora mediante estaciones de bombeo de la zona norte del término municipal de El Campello.

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana (EPSAR), adjudicó la ejecución del proyecto a UTE Tecovsa-SAV.

La actuación, largamente esperada, significará poner solución definitiva a los episodios de vertidos de aguas sucias que se registran ocasionalmente en la zona, sobre todo en temporada turística alta, porque las instalaciones actuales son insuficientes para cumplir con el servicio adecuadamente, explican fuentes municipales.

Operarios con las tuberías que van colocar

Operarios con las tuberías que van colocar / INFORMACIÓN

La duración de los trabajos será de 15 meses e incluyen la construcción de impulsiones mediante colector y de ocho estaciones de bombeo, además de la reforma de otras tres estaciones.

Ultimado el trabajo previo de planimetría y mediciones, la maquinaria pesada avanza por la zona norte a buen ritmo. El alcalde, Juanjo Berenguer, y el concejal de Infraestructura Pública, Cristian Palomares, han mantenido un encuentro a pie de obras este miércoles con los responsables de los trabajos de renovación o construcción de la red de saneamiento, que afectará al municipio desde la zona norte hasta la desembocadura del río.

El alcalde escucha al jefe de obra y, a la izquierda, el edil de Infraestructura Pública

El alcalde escucha al jefe de obra y, a la izquierda, el edil de Infraestructura Pública / INFORMACIÓN

Desde hace unos días, las brigadas ya operan en la avenida de América, calle Cocentaina y Cala D’Or, después de que taladradoras y excavadoras pasaran por el vial que enlaza Cala Piteres con el Barranc de Aigües, para dar forma a las zanjas por las que discurrirán las tuberías. Se prevé que los trabajos estén finalizados en los últimos meses de 2025, según las mismas fuentes.

Al día de hoy, ya se han instalado 1.000 metros de nuevas tuberías (de los 8.000 contemplados en el proyecto), y la obra global se ha ejecutado en un 2%, según los operarios.

Las tuberías de impulsión y canalización, de PVC y poliuretano rígido, tienen un diámetro que va de los 250 a los 350 milímetros, según los tramos, con una resistencia de 16 atmósferas de presión. Hasta llegar a la depuradora, las obras afectarán a un recorrido de 13 kilómetros.

Aunque conforme avanzan las máquinas, se ajusta el proyecto inicial para superar obstáculos imprevistos, “el trabajo avanza como esperábamos, y cumpliremos con los plazos”, ha señalado el jefe de obra.

Molestias vecinales

De momento, el operativo se centra en la zona norte, y a partir de octubre comenzará en otras zonas ya del casco urbano, atendiendo una solicitud del Ayuntamiento para evitar cortes de calles y carreteras en temporada turística.

Ahora, por seguridad y para facilitar el trabajo, se corta un carril de las calles, dejando el otro para circulación en ambos sentidos, con semáforos de obra.

El estudio del terreno, el estado de las instalaciones actuales (obsoletas) e imprevistos que puedan surgir están contemplados. Ya se sabe, por ejemplo, que habrá que ampliar la estación de bombeo junto al instituto Enric Valor.

Satisfechos tras la visita a las obras, Juanjo Berenguer y Cristian Palomares han destacado la importancia de esta actuación. “Son obras costosas y de larga ejecución, pero importantísimas para solucionar de forma definitiva un problema que nos preocupa a todos”, han señalado.