Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell decreta la erradicación del arruí en la Font Roja y Mariola

El plan aprobado por Medio Ambiente también establece una zona de control en la provincia de 169.630 hectáreas que incluye espacios como el Maigmó y la Sierra de Aitana

El arruí fotografiado en la Font Roja

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha aprobado el plan de control de las poblaciones de arruí, el cual establece la erradicación de esta especie en los parques naturales de la Font Roja y la Sierra de Mariola.

La iniciativa también delimita una amplia zona de 169.630 hectáreas en la provincia de Alicante, en la que figuran espacios como el Maigmó o Aitana, y en la que la presencia de este herbívoro deberá controlarse hasta que sea compatible con los valores naturales del entorno.

El Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV) recogía ayer la aprobación del plan de control de las poblaciones de arruí en la Comunidad Valenciana. Tal y como se hace constar en el texto publicado, la iniciativa tiene su origen en el hecho de que esta especie está declarada como exótica e invasora, y que como tal debe estar sometida a un régimen de limitaciones.

Con estos antecedentes, el plan establece la erradicación completa del arruí en las provincias de Castellón y Valencia, mientras que en el caso de la provincia de Alicante conviven las zonas de exclusión con una muy amplia de control.

Medio Ambiente define las zonas de exclusión como aquellas en las que no existen ejemplares o se desea su erradicación. Así, dentro de estas áreas destacan los parques naturales de la Font Roja y Mariola, donde sí existen poblaciones significativas de arruí, y que tal y como establece la normativa, deberán ser abatidas mediante cualquier arte o medio de caza autorizada. También hay otros parajes naturales de la provincia dentro de las zonas de exclusión, pero en los cuáles no hay presencia de estos animales.

En lo que respecta a la zona de control, tiene una extensión de 169.630 hectáreas y está limitada en gran parte por la autopista AP-7 y la autovía A-7. En este entorno, en el que figuran espacios como el Maigmó o la Sierra de Aitana, la población se deberá controlar hasta hacerla compatible con los valores naturales del entorno, por lo que también se procederá a su aprovechamiento cinegético de acuerdo a las resoluciones de los planes técnicos de ordenación cinegética. La Conselleria aclara que los cotos divididos en zonas de exclusión y de control, pasan en su totalidad a ser de control.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats