Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El impacto económico de las Fiestas de Alcoy supera los 20 millones de euros

Los presupuestos que manejan las filaes y la intensa actividad de la hostelería son los pilares sobre los que se sustenta este importante volumen

La inversión de las filaes en los boatos, la venta de sillas y balcones y la gran cantidad de visitantes conceden a las Fiestas un valor económico de primer orden. JUANI RUZ

La inversión de las filaes en los boatos, la venta de sillas y balcones y la gran cantidad de visitantes conceden a las Fiestas un valor económico de primer orden. JUANI RUZ

El impacto económico de las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy supera los 20 millones de euros. Los presupuestos que manejan las filaes y la intensa actividad de la hostelería durante las jornadas centrales de la celebración son los pilares sobre los que se sustenta esta importante cuantía. La cifra ha ido creciendo de manera sostenida desde que los actos coinciden en fin de semana, hasta el punto que la ciudad puede llegar a acoger hasta 200.000 personas durante la Trilogía, principalmente el día de las Entradas.

Hasta el momento no se ha llevado a cabo un estudio en profundidad sobre el impacto económico que generan las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy, pero tomando como referencia los datos más evidentes, se puede concluir que la cifra supera con creces los 20 millones de euros.

En primer lugar hay que tomar como referencia las 28 filaes que toman parte en los actos, cuyo número de festeros ha ido creciendo desde que empezó a superarse la crisis económica y también a raíz del proceso de integración de las mujeres. En la actualidad, según los datos facilitados, son 8.500 los festeros de pleno derecho que integran las distintas formaciones, lo que ha propiciado que los presupuestos hayan ido evolucionando también en consonancia. Hay que tener en cuenta, asimismo, los gastos de los boatos en la filaes de cargo, la venta de sillas y también el alquiler de balcones.

200.000

Personas que se dan cita en la Trilogía

Pese a no existir datos concretos, se calcula que la ciudad puede albergar hasta 200.000 personas.

Otro elemento a tener en cuenta es el número de visitantes, cuyo número concreto no se ha podido contabilizar con exactitud. De cualquier forma, y teniendo en cuenta la afluencia masiva de vehículos, Alcoy pasa durante los días de Fiestas de una población de 60.000 habitantes a rozar los 200.000. Todo ello tiene su reflejo directo en la intensa actividad de la hostelería .

La concejal de Turismo, Lorena Zamorano, destaca que la asistencia ha ido en aumento desde que las Fiestas coinciden con el fin de semana. «Se nota en la calle que hay mucha más gente», enfatiza, en un fenómeno que también atribuye a la promoción. «Antes venían básicamente ingleses y franceses, y ahora ya llegan de muchos más países, incluso de América», concluye.

Indira Amaya: «Nos quedamos muy cortos en plazas hoteleras para estas fechas»

PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN DE TURISMO ALICANTE INTERIOR

La presidenta en funciones de la Asociación de Turismo Alicante Interior, Indira Amaya, confirma que los hoteles de Alcoy van a colgar el cartel de completo estas Fiestas en las jornadas de viernes y sábado, mientras que el domingo también habrá una muy buena ocupación. Con todo, reconoce que las 600 plazas hoteleras de la ciudad son insuficientes para atender la demanda.

La actividad en los hoteles va a ser muy intensa estos días...

Resulta evidente que nos quedamos muy cortos para estas fechas, y la prueba es que incluso los alojamientos de municipios cercanos también registran una muy elevada ocupación durante los Moros y Cristianos. También los restaurantes van a estar llenos, e incluso muchos de ellos tienen listas de espera. No hay que olvidar que hablamos de unas Fiestas declaradas de Interés Turístico Internacional y que además este año han sido reconocidas como Bien de Interés Cultural.

Sin embargo, el resto del año sobran habitaciones. ¿Cuál puede ser la solución a este dilema?

Lo ideal sería abrir nuevos hoteles y, a partir de ahí, generar productos turísticos que puedan captar visitantes el resto del año. La promoción, por tanto, vuelve a ser imprescindible, con la asistencia a ferias y la creación de paquetes y actividades complementarias que ayuden a luchar contra la estacionalidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats