Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy cede el centro de enfermos mentales al Consell para que lo abra ocho años después de lo previsto

El Ayuntamiento espera que el gabinete de Políticas Inclusivas haga oficial la recepción para la inmediata puesta en marcha - Los impagos de las obras y los destrozos por vandalismo han ido dilatando los plazos

El centro de enfermos mentales ya está completamente finalizado y a disposición de la Generalitat.

El centro de enfermos mentales ya está completamente finalizado y a disposición de la Generalitat. juani ruz

El Ayuntamiento de Alcoy ha cedido el edificio del Centro de Enfermos Mentales (CEM) del Barranquet al Consell para que por fin se pueda poner en marcha, ocho años después de lo previsto inicialmente. El gobierno municipal está a la espera de que el gabinete autonómico de Políticas Inclusivas dé su visto bueno y haga oficial la recepción del inmueble, para proceder de inmediato a su apertura. Los impagos de las obras, los problemas burocráticos y los destrozos vandálicos han ido dilatando los plazos de este servicio largamente demandado.

Fue en agosto de 2010 cuando la por aquel entonces consellera de Bienestar Social, Angélica Such, visitaba Alcoy para colocar la primera piedra del CEM en el Barranquet de Soler, a medio camino entre los barrios del Ensanche y Santa Rosa. El proyecto, valorado en 3,6 millones de euros, tenía un plazo de ejecución de diez meses.

Sin embargo, los continuos impagos por parte de la Generalitat propiciaron que las obras quedaran paralizadas en varias ocasiones, a lo que luego se unirían una serie de problemas burocráticos con la empresa constructora. El último incidente fueron los destrozos ocasionados en el inmueble por diferentes actos vandálicos provocados durante el tiempo en que ha permanecido cerrado, lo que obligó al Ayuntamiento a invertir cerca de 300.000 euros en cuestiones relacionadas con los dispositivos contra incendios, las telecomunicaciones y la climatización.

Pues bien, esos trabajos ya han llegado a su fin y el Ayuntamiento se encuentra a la espera de que la Conselleria de Políticas Inclusivas haga oficial la recepción del edificio, después de que el pasado 14 de junio técnicos del citado departamento lo visitaran para la realización del preceptivo informe.

La Conselleria tiene habilitada una partida presupuestaria de dos millones de euros para el equipamiento y la contratación de personal, con lo que se espera que, esta vez sí, la apertura del centro sea una realidad en breve. La gestión también será competencia autonómica.

Cabe recordar que las instalaciones, de carácter intercomarcal, tienen una capacidad para 40 plazas de residencia y 20 de centro de día, y que hay una amplia demanda a este respecto.

Enfrentamiento

La cesión del CEM a la Conselleria de Políticas Inclusivas ha suscitado un rifirrafe entre el grupo local de Compromís y el gobierno municipal socialista. El portavoz nacionalista, Màrius Ivorra, señalaba hace unos días que «después de ocho años de gobierno del PSOE y comenzando la tercera legislatura el CEM está todavía en el limbo, y la Conselleria, con la partida presupuestaria necesaria para el equipamiento y el personal, esperando y sin noticias». También denunciaba un problema de inundaciones a principios de junio en el edificio.

Por su parte, el concejal de Obras, Jordi Martínez, ha señalado que la fuga de agua no causó ningún daño, y añade que el gobierno local «ha llevado adelante todos los pasos para realizar el traspaso del inmueble. Comunicamos que el edificio está terminado, vinieron los técnicos y es esta Conselleria la que está alargando el proceso».

Sesenta personas en lista de espera

El inmueble prestará servicio a toda la provincia, aunque se espera que los pacientes de la comarca tengan preferencia

El centro de enfermos mentales de Alcoy prestará servicio, en principio, al conjunto de la provincia de Alicante, donde hay una lista de espera de 60 pacientes graves. Desde el Ayuntamiento alcoyano, en cualquier caso, se espera que haya preferencia para los enfermos de la comarca, o cuanto menos un cupo de plazas reservadas para ellos.

Este diario, citando fuentes de la Conselleria, informaba recientemente que en la provincia de Alicante hay unas 60 personas que necesitan ingresar de manera urgente en un centro específico. Eso acontece al mismo momento en que también en esta provincia hay pendientes de poner en servicio 166 plazas. Un centenar de ellas se encuentran en el Centro de Rehabilitación Psicosocial de Sant Joan, y el resto en el Barranquet de Alcoy.

De acuerdo con la información facilitada por fuentes municipales, el centro alcoyano tendrá cobertura provincial e incluso podría asumir a pacientes de otros puntos de la Comunidad Valenciana. Sin embargo, se espera que los enfermos procedentes de la comarca tengan preferencia por proximidad, o que al menos haya un cupo de plazas reservadas. Todo ello teniendo en cuenta que hay personas de Alcoy que en estos momentos están ingresadas en centros de Villena o Benidorm, por poner algunos ejemplos.

Se espera que, esta vez sí, la apertura del CEM alcoyano, con 40 plazas de residencia y 20 de centro de día, sea una realidad, lo que permitirá reducir la lista de espera. De cualquier forma, ya se advierte que la entrada en funcionamiento será de forma gradual, de manera que no se ocuparán de inmediato todas las plazas, sino que irán ingresando progresivamente.

Aparte del centro de enfermos mentales pendiente de apertura, Alcoy dispone de otro recurso como el que ofrece la Cruz Roja, aunque en este caso no para pacientes graves, sino para personas que pueden llegar a tener una vida autónoma. Así lo señala el presidente de la entidad, Pablo Granados, que señala que en estos momentos atienden a 50 usuarios, y que tienen una lista de espera de 15.

Según sus palabras, «lo que impartimos aquí son talleres y cursos. Se trata de un servicio rehabilitador e integrador, con el objetivo de que estas personas puedan, como digo, llegar a tener una vida con autonomía. El centro del Barranquet es para un perfil de enfermos más dependientes».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats