El Ayuntamiento de Alcoy ha trasladado a la Fiscalía el hundimiento del edificio de la calle Mayor la semana pasada durante el temporal. La mercantil propietaria no había iniciado los trabajos de rehabilitación exigidos por el propio consistorio pese a los reiterados requerimientos, motivo por el que también se le ha impuesto una multa coercitiva de 5.000 euros. La casa, además, está incluida en el catálogo de edificios protegidos, motivo por el que puede haberse cometido un presunto delito contra el patrimonio histórico.

Tal y como se ha venido informando, Alcoy vivió una semana negra coincidiendo con el paso de la borrasca "Gloria". Cinco edificios del casco antiguo se venían abajo, ocasionando la muerte de una vecina de 75 años en el caso de uno de los inmuebles situados en la calle San Agustín. Pues bien, estos sucesos van a empezar a tener consecuencias legales, al menos en el caso de la casa situada en la calle Mayor, que se vino abajo de manera parcial.

Según la información facilitada desde el gobierno municipal, desde el Ayuntamiento se había comunicado repetidamente a la empresa propietaria que debía eliminar tanto el riesgo de desprendimientos como rehabilitarla, ya que al estar incluida en el catálogo de edificios protegidos no puede ser derribada. En este sentido, el pasado 9 de enero el arquitecto municipal ya informó que no se habían iniciado los trabajos.

Tras el hundimiento, el Ayuntamiento ordenó a la mercantil las medias necesarias para estabilizar de forma urgente la edificación, mantenerla en condiciones de seguridad y recoger los escombros. También se ha acordado imponer una primera multa coercitiva de 5.000 euros y advertir a la firma sobre la imposición de sucesivas sanciones mensuales hasta ejecutar la rehabilitación integral del inmueble. La siguiente será de una cuantía de 10.000 euros.

Asimismo, se ha dado traslado al Ministerio Fiscal por la presunta comisión de un delito contra el patrimonio histórico, al tratarse, como queda dicho, de una casa que se encuentra incluida en el catálogo de edificios protegidos.

El Ayuntamiento, por otro lado, solicitará al Gobierno del Estado la inclusión de Alcoy en la zonas afectadas por la borrasca, al objeto de poder beneficiarse de las ayudas que serán habilitadas a tal efecto. También se acogerá a las subvenciones que ha publicado hoy mismo el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV). El alcalde, Toni Francés, de igual forma, ha mantenido contactos con las consellerias de Justicia y Vivienda y con la Agencia Valenciana de Emergencias, obteniendo el compromiso firme para que se desplacen técnicos del Instituto Valenciano de la Edificación para realizar una revisión de todos los edificios del centro histórico, algo que se acometerá con carácter inminente.