Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La torre del castillo de Millena se viene abajo tras el temporal

La fortaleza de Travadell, de origen musulmán, ya se encontraba sumida en el abandono pese a estar declarada BIC

Imagen actual del castillo, ya sin el paredón.

Imagen actual del castillo, ya sin el paredón. juani ruz

La torre del castillo de Travadell, ubicado en término municipal de Millena, se ha venido abajo tras el último temporal de lluvia y viento. La fortaleza, de origen musulmán, ya se encontraba sumida en el abandono pese a que, como el resto de construcciones históricas de estas características, está declarada Bien de Interés Cultural (BIC). El Ayuntamiento ha anunciado que va solicitar ayuda a la Diputación y a la Generalitat para tratar de recuperarla.

El castillo de Travadell se alza sobre un cerro situado a las afueras del núcleo urbano de Millena, junto a la carretera que comunica este municipio con Cocentaina. Pese a que en este enclave se han localizado restos de la Edad de Bronce, la fortaleza es de origen musulmán, concretamente de entre los siglos XII y XIII. Todo parece indicar que la torre sería de la última parte del XIII, ya en época cristiana.

La fortaleza está configurada por un conjunto de paramentos, tapiales y aljibes semiderruidos debido al abandono al que se encuentra sometido el inmueble, destacando hasta hace escasos días la torre poligonal, cuya pared principal, prácticamente la única que se mantenía en pie, se ha venido abajo coincidiendo con el temporal. De hecho, era este muro el que distinguía el castillo, cuya silueta ha sufrido una evidente amputación.

El alcalde de Millena, César García, reconoce que el castillo es propiedad de este pequeño municipio, pero que «como es obvio, no disponemos de recursos para poder afrontar una rehabilitación. En estos ayuntamientos apenas tenemos dinero para lo justo, con lo que no podemos plantearnos ni de lejos impulsar un proyecto así».

García recuerda que años atrás estuvieron valorando la posibilidad de hacer algún tipo de arreglo, y que incluso un técnico del departamento de Patrimonio de la Generalitat estuvo visitando el castillo. «Pero el asunto se descartó, insisto, por su alto coste. La accesibilidad al castillo es muy complicada y se tenían que trasladar los materiales en helicóptero. Nosotros, insisto, no podíamos pagar eso y la iniciativa, lamentablemente, no pasó de ahí», comenta.

Atractivo

El alcalde lamenta lo sucedido, porque la fortaleza de Travadell, según sus palabras, «es un patrimonio histórico y monumental importante para el pueblo. Si se rehabilitara y se adecuaran los accesos podría convertirse incluso en un atractivo turístico».

Es por ello por lo que el Ayuntamiento tiene intención de contactar tanto con la Diputación como con la Generalitat «para ver si hay posibilidad de que intervengan y se pueda recuperar el castillo. Pero insisto, tendría que ser siempre y cuando estas administraciones se hicieran cargo del 100% de la inversión, porque de otra forma sería completamente inviable».

Josep Torró: «Hace falta un plan director de rehabilitación que establezca prioridades y presupuestos»

El alcoyano Josep Torró Abad es profesor de Historia Medieval por la Universidad de València, profundo conocedor además de la situación en la que se encuentran los castillos de la provincia de Alicante. Considera que las administraciones se deben implicar más en la conservación de este importante patrimonio.

P ¿Qué opinión le merece lo sucedido con el castillo de Travadell?

R Es lamentable que pase esto. Se trata de una fortaleza de época musulmana de un indudable interés, y en la que desafortunadamente no se había llevado a cabo ningúna investigación ni intervención. La torre que ha sufrido el desplome muy probablemente sería ya de época cristiana.

P ¿Quién tendría que haber intervenido para evitarlo?

R Resulta evidente que los pueblos pequeños, como es el caso de Millena, carecen de recursos para llevar a cabo estas actuaciones, por lo que es algo que corresponde a instancias superiores.

P ¿Cómo suceden estas cosas teniendo el cuenta que se trata de construcciones declaradas BIC?

R Ahí está el problema. Todos estos castillos son por ley bienes de interés cultural, pero si eso no tiene efecto es papel mojado.

P ¿Qué se debería hacer a este respecto?

R Las autoridades autonómicas tendrían que elaborar un plan director de rehabilitación de castillos, estableciendo prioridades de intervención y dotaciones presupuestarias. Lo de las prioridades es muy importante, para que las intervenciones no estén en función de los municipios que más se quejen, sino que se basen en criterior objetivos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats