Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy

Los vecinos desalojados de un edificio culpan de su mal estado al Ayuntamiento

Aseguran que el deterioro se inició tras la demolición de los inmuebles colindantes y que se agravó al habilitar un solar anexo como aparcamiento

La casa de San Gregorio en la que ha habido desprendimientos. juani ruz

Los vecinos del edificio situado en el número 8 de la calle San Gregorio de Alcoy, desalojado el pasado mes de enero, culpan al Ayuntamiento de su mal estado. Denuncian que su deterioro se inició tras la demolición de los inmuebles colindaste, y que se agravó a raíz de que se habilitara un solar anexo como aparcamiento. Afirman que van a presentar una demanda por todo lo sucedido contra el propio Consistorio, al que acusan además de estar avasallándolos exigiendo la urgente reparación de los desperfectos.

Tal y como se ha venido informando, fue el pasado 22 de enero, en el marco de la borrasca Gloria, cuando el desplome de un edificio de la calle San Agustín, en pleno casco antiguo, se saldó con una víctima mortal. Ese mismo día el Ayuntamiento decretaba el desalojo de otro inmueble en la calle San Gregorio número 8, justo al lado, al detectar los técnicos una peligrosa grieta.

La grieta en cuestión ha ido agravándose con el paso de los meses, de tal manera que la semana pasada se registraba el desprendimiento parcial de la parte trasera sin provocar daños personales, dado que continuaba deshabitado. Sin embargo, sí que resultó necesario proceder a desalojar a ocho adultos y un bebé de la casa colindante, a los que se les ha tenido que buscar una ubicación.Desde el Ayuntamiento se señalaba que ha sido una medida preventiva, a la espera de que los técnicos comprueben si hay o no riesgo de colapso.

El propio consistorio aseguró haber mantenido varias reuniones con los propietarios del inmueble siniestrado tras un largo proceso de requerimientos incumplidos, y que el pasado 14 de mayo se les notificó un último plazo de 5 días para presentar el IEE, sin solución de continuidad, realizar los trabajos de apuntalamiento y en un mes presentar el proyecto de reforma. A la vista de que ese plazo ya había concluido, se encuentra en preparación la imposición de una primera multa junto con el apercibimiento de remisión a Fiscalía por vía penal en caso de reiterarse el incumplimiento de la orden de ejecución.

Pues bien, los vecinos afectados ofrecen una versión discrepante de los hechos, al tiempo que responsabilizan al Ayuntamiento del deterioro de la casa. Así lo ha señalado a este diario Javier Blasco, uno de los seis inquilinos, quien destaca que el deterioro del inmueble se inició a raíz de la demolición tiempo atrás de los edificios colindantes, y se agravó a partir de que en 2016 el Consistorio retirase el vallado del solar anexo para permitir su uso como aparcamiento. «Los informes que hemos encargado han llegado a la conclusión de que los desperfectos tienen relación directa con las vibraciones provocadas por el paso de los vehículos por estos terrenos», subraya.

Recuerda que efectivamente el inmueble fue desalojado y precintado el pasado 22 de enero sin previo aviso, y que «a día de hoy continuamos sin tener notificación alguna ni del desalojo ni del precintado». Añade que el coste de la reparación de las grietas se cifraba en 55.000 euros, y que «esa es una cantidad enorme para los vecinos, por lo que solicitamos una ampliación de los plazos».

Respecto a los últimos requerimientos, niega que se les diesen cinco días de plazo, sino que en realidad eran quince, y añade que en la actualidad «nos encontramos atados de pies y manos. Hasta ahora, influenciados por el estado de alarma, no habíamos encontrado a profesionales que pudiesen actuar en la reparación. Además, con los desprendimientos, nos encontramos con que es una temeridad entrar ahí para retirar los escombros y actuar. Así nos lo ha determinado el arquitecto que nos elabora los informes».

Con todo ello, Javier Blanco anuncia la interposición de una denuncia contra el Ayuntamiento «por todo lo que ha venido sucediendo y también por la forma en la que nos está avasallando», concluye.

PP y Compromís piden la convocatoria de la Mesa del Centro

Los grupos de PP y Compromís en Alcoy han reclamado al gobierno municipal socialista la convocatoria de la Mesa del Centro, que lleva ocho meses sin reunirse. La concejal popular Amalia Payá y la nacionalista Elisa Guillem señalan no enteder cómo este órgano participativo lleva tanto tiempo sin convocarse pese a los derrumbes de casas, el inicio de las obras en las calles, el plan de peatonalización o la ampliación de las terrazas de los bares.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats