El plan estratégico del Ayuntamiento de Alcoy para impulsar la industria cuenta, entre otras acciones, con una inversión de 2 millones de euros para mejorar los diferentes polígonos. El gobierno municipal ha marcado como principales objetivos la mejora del posicionamiento de la ciudad, promocionar el talento humano, modernizar las áreas empresariales y facilitar la implantación de empresas, la transición ecológica y la digitalización.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, y el concejal de Empleo y Empresa, Alberto Belda, han presentado el Plan de Impulso Industrial 2020-2023 (Impuls Alcoi). Un documento que ya tienen los agentes económicos y sociales de la ciudad y que está desde ayer disponible para todos los ciudadanos, según indicó el primer edil.

El objetivo del equipo de gobierno es abrir un proceso de participación para terminar de definir lo que catalogan como «borrador», ya que al texto elaborado por la administración local se podrá realizar aportaciones hasta finales de octubre. A partir de entonces, según recalcó Francés, «empezaremos a planificar las actuaciones» para poder «reflejarlas en los presupuestos de 2021 y en los sucesivos hasta final de la legislatura».

En situaciones de crisis económica «se ha demostrado que las ciudades industriales tienen mayor capacidad para resistir, recuperarse y crear empleo» que otros territorios «con más dependencia de otros sectores como el servicio o el turismo». Por ello, y pese al declive de las últimas décadas, el gobierno municipal sigue apostando por reindustrializar la ciudad.

En este sentido, el plan trazado por el consistorio cuenta con 6 pilares de acción y hasta 28 proyectos concretos con sus objetivos e indicadores de éxito. La mejora del posicionamiento de la ciudad es un de esos ejes fundamentales, pues «necesitamos vender la marca Alcoy como destino para que inversores ubiquen aquí sus proyectos», explicó el alcalde.

Para ello, han editado un vídeo en el que se muestran no solo las seis áreas industriales del municipio, sino también su localización, la cercanía con Alicante y València, y los futuros polígonos. La oferta formativa y servicios son otras de las ganchos con los que el Ayuntamiento pretende captar la atención de inversores.

Precisamente la formación es otro de los pilares sobre los que han construido el plan estratégico, con la intención de «promocionar el talento humano». El impulso industrial, facilitando que nuevos proyectos se instalen en la ciudad, el apoyo a través de ayudas para que las empresas lleven a cabo la transición ecológica o den el paso a la digitalización y la modernización de las áreas industriales son el resto de ejes del documento con el que el equipo de gobierno pretende impulsar la reindustrialización de Alcoy.

En cuanto a la modernización de polígonos, Toni Francés manifestó el «compromiso de invertir en esta legislatura más de 2 millones de euros», cuantías que tienen previstas incluir en los sucesivos presupuestos municipales.

El alcalde también insistió en la importancia de que todas las empresas apuesten por la innovación y la tecnología para «competir en mejores condiciones», y recordó, igual que en otras ocasiones, que quien no se suba al carro de la digitalización «se quedará fuera del mercado».

Por su parte, el concejal Alberto Belda recordó que para impulsar la industria también quieren dar a conocer las posibilidades que ofrece la ciudad. «Queremos que quienes nos elijan para instalar sus empresas también quieran quedarse», ya que, según insistió, Alcoy «cuenta con numerosos atractivos, como una amplia y variada programación cultural», entre otros.