Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vallado de solares por los desprendimientos incrementa la falta de aparcamientos en Alcoy

El Ayuntamiento cierra el parking de la parte trasera del Museo Arqueológico. Los derrumbes ya inutilizaron en enero otro espacio en la calle San Agustín

Manzana que se usaba para aparcar cerrada desde enero.

Manzana que se usaba para aparcar cerrada desde enero.

El vallado de solares que habían sido habilitados como aparcamientos en el centro de Alcoy debido a los derrumbes y la caída de cascotes ha provocado la pérdida en pocos meses de más de 60 plazas de estacionamiento en esta zona. Esta pérdida de accesibilidad en vehículo privado se suma a las consecuencias que los desprendimientos y desplomes en el casco histórico alcoyano han tenido en sí mismos, que en algún caso han sido graves. Además, agravan el proceso de deterioro que gran parte del entorno sufre desde hace ya varias décadas.

El Ayuntamiento ha cerrado en las últimas semanas el acceso al parking habilitado en la calle de la Verge Maria, justo en la parte posterior del Museo Arqueológico Camil Visedo. Aquí hubo problemas de estabilidad el pasado enero, a consecuencia de la borrasca Gloria, lo que obligó a instalar un puntal de grandes dimensiones. Sin embargo, el aparcamiento, que se encuentra señalizado y asfaltado, ha seguido utilizándose con normalidad hasta hace pocas fechas. Según ha explicado la concejal de Urbanismo, Lorena Zamorano, uno de los episodios de lluvias de finales del pasado verano «agravó la situación» con algún desprendimiento. Por ello, ante el temor de que se produzca la caída de algún cascote que pudiera provocar daños en personas o vehículos, se ha decidido cerrarlo.

La edil explica, no obstante, que estos problemas no afectan al Museo Arqueológico, que continúa abierto sin más incidencia. Este edificio es prácticamente lo único que queda de la Placeta del Carbó y uno de los pocos que se mantienen en pie en esta zona del casco histórico, en lo que fue la villa medieval de Alcoy. El derribo de edificios antiguos debía dar paso a construcciones más modernas, pero la mayoría de los proyectos planteados no llegaron a materializarse y los solares se han ido habilitando para aparcar. El de la trasera del museo no es el único señalizado y asfaltado. Su inutilización supone la pérdida de 44 plazas de estacionamiento.

Parking situado tras el Museo Arqueológico que ha sido vallado.

Esto se suma a la veintena de plazas que se perdieron a principios de año en la manzana comprendida entre las calles San Agustín y San Gregorio, también habilitada como aparcamiento aunque de una forma algo más improvisada, sin llegar a asfaltar el espacio. El 22 de enero, tras el desplome de una vivienda en la calle San Agustín que provocó la muerte de una mujer, se observó que en la manzana de enfrente, donde se encontraba este aparcamiento, presentaba una grieta de grandes dimensiones, por lo que se decidió cerrar el acceso. De esta forma se perdieron aproximadamente una veintena de plazas. Finalmente, hace pocas semanas se produjo un desplome sobre lo que era este parking. Así, su cierre evitó un mal mucho mayor.

La habilitación como aparcamientos de varios solares sin edificar ha paliado en una medida importante la falta de plazas de estacionamiento en el centro de Alcoy, por lo que la inutilización de los citados espacios ha supuesto un problema en este sentido. No obstante, se trata de soluciones más o menos provisionales, a la espera de lo que suceda con estos solares en el futuro y, más a corto plazo, con el plan de peatonalización del centro, aprobado en pleno la semana pasada. Este proyecto prevé la construcción de aparcamientos disuasorios fuera del casco histórico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats