El Ayuntamiento de Alcoy destinará este año un total 105.900 euros para ayudar a las familias más desfavorecidas a pagar los suministros básicos de sus domicilios como luz, agua y gas, incluyendo también el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), según han explicado fuentes municipales. Las familias beneficiadas han sido 1.340, siete más que en 2019. Del total de ayudas presentadas, 1.052 ayudas han sido en concesión automática, mientras que 93 son una ampliación de la cuota automática, 156 son nuevas ayudas y 39 nuevas ayudas de ampliaciones de la cuota automática. Las 132 familias con derecho de ampliación de cuota cumplen alguno de los requisitos, como ser familias numerosas, monoparentales, con menores de tres años, personas con diversidad funcional o víctimas de violencia de género. 

Los beneficiarios de estas ayudas son núcleos familiares con ingresos inferiores a 12.000 euros anuales que no pueden hacer frente a las cargas necesarias para poder vivir en una vivienda estable. La concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, destaca que "seguimos trabajando desde el Ayuntamiento promoviendo que las familias puedan tener en sus viviendas los servicios mínimos cubiertos" y que, además, "siempre intentamos facilitar al máximo estos trámites, enviando la información a las familias que el año anterior se han beneficiado". También recalca que estas ayudas permiten "dignificar las viviendas y evitar el desarraigo familiar".

Las cuantía mínima de las ayudas es de 75 euros anuales. No obstante, se eleva a 90 en el caso de unidades familiares con hijos menores de tres años, y a 100 cuando ese último supuesto es en unidades familiares monoparentales. Asimismo, reciben 120 euros anuales las familias con discapacidades iguales o superiores al 65%, así como las familias numerosas y aquellas donde hay víctimas de violencia de género.