Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Necesario punto de encuentro

Alcosser vuelve a sacar a concurso la gestión del bar municipal tras no recibir ninguna oferta

El bar de Alcosser, en los bajos de la casa consistorial.

El bar de Alcosser, en los bajos de la casa consistorial.

La despoblación puede llevar a que en una localidad apenas haya espacios para socializarse, hasta el punto de que un bar se convierta en el único posible lugar de encuentro para los vecinos. Por ello es bastante habitual la existencia de establecimientos de titularidad municipal que se explotan en régimen de concesión. El problema, como ya explicó este periódico hace algún tiempo, es que en ocasiones puede ser difícil lograr que alguien asuma esa responsabilidad, ante los limitados ingresos que puede reportar un bar en un pueblo pequeño. Un problema que se agrava con las circunstancias de la crisis sanitaria actual.

En Alcosser, en la comarca de El Comtat, intentan hacer frente a esta situación. El Ayuntamiento ha tenido que sacar a concurso la gestión del bar municipal por segunda vez en unas pocas semanas, después de que en una primera convocatoria no se presentara ninguna oferta, tal y como ha podido corroborar este periódico tras avanzarlo el portal Aramultimèdia. Ahora confían en que sí haya candidatos para prestar un servicio que resulta básico para los vecinos, dado que en este municipio no hay ningún otro establecimiento hostelero y el bar es el punto de reunión por excelencia. El plazo para presentar ofertas concluye mañana a mediodía.

Entre otras modificaciones en relación a la convocatoria que quedó desierta, se ha rebajado el canon mínimo anual que debe pagar el concesionario a 3.100 euros, y se ha sacado del concurso la explotación del quiosco de la piscina, que el Ayuntamiento había incluido en principio en el lote. Además, se valorará al 50% la experiencia en gestión de establecimientos de este tipo que acrediten los candidatos, y la oferta económica computará únicamente el otro 50% en la puntuación final.

La alcaldesa de Alcosser, Lucía Capablanca, espera que ahora sí se presenten ofertas, pese a que comprende que en el contexto de la pandemia resulta «arriesgado» afrontar algo así; ha coincidido que ha vencido ahora la anterior concesión. «Es muy importante abrir el bar» cuando la crisis del coronavirus lo permita, «puesto que es el centro de reunión y da vida al pueblo, no hay otro sitio al que acudir». Por esa misma razón, señala, al mismo tiempo «hay clientela segura». Además, el local ha sido recientemente acondicionado y se encuentra totalmente equipado para comenzar a funcionar tan pronto sea posible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats