30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido un camionero en Alcoy por quintuplicar la tasa de alcohol

El conductor llevaba una carga de vegetales de 40 toneladas en un vehículo pesado desde Murcia hacia Suecia - El investigado se enfrenta a una retirada del permiso de hasta 4 años

Imagen del camión detenido al ser interceptado por los agentes de Tráfico en la A-7.

Imagen del camión detenido al ser interceptado por los agentes de Tráfico en la A-7.

Agentes de Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Alcoy han detenido a un camionero que quintuplicaba los índices de alcohol mientras conducía un vehículo de más de cuarenta toneladas de peso, según informó ayer la Comandancia de Alicante. Los agentes le habían dado el alto después de comprobar que el conductor circulaba de manera errática en la A-7. Por estos hechos, que pusieron en riesgo la integridad de otros conductores, este transportista se enfrenta a una posible retirada del permiso de conducir hasta cuatro años y una pena de seis meses de prisión. El camión llegó a ser inmovilizado por los guardias en ese mismo momento.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de marzo cuando los agentes se encontraban realizando un dispositivo de control de tráfico de rutina en la A-7 a su paso por la localidad de Alcoy. Los guardias observaron que se aproximaba hacia ellos un camión de grandes dimensiones y cuyo conductor circulaba de una manera errática. Por este motivo, procedieron a darle el alto para comprobar si se encontraba afectado por el consumo de bebidas alcohólicas. Una gestión que finalmente resultó positiva.

El camión era un vehículo pesado con cabeza tractora y remolque de unos cuarenta toneladas de peso que transportaba un cargamento de vegetales. El camionero estaba realizando un trayecto superior a los 3.500 kilómetros de distancia, ya que su ruta había comenzado en Murcia y su destino final era Suecia. El conductor era un hombre de nacionalidad lituana y de 41 años de edad.

Los agentes de Tráfico le sometieron a la oportuna prueba de alcoholemia, comprobando mediante la prueba de aire espirada que la tasa de alcohol era de 0.83 mg/l en la primera prueba y de 0,86 mb/l en la segunda, una tasa que multiplica por cinco los límites permitidos. En el caso de los transportistas profesionales, el máximo permitido es de 0.15mg//l, según recordó la Benemérita en un comunicado.

Por este motivo, los agentes procedieron a la inmovilización del vehículo y a la imputación de un delito contra la seguridad vial al camionero. La Benemérita recordó que para estas conductas el Código Penal prevé cuando la tasa de alcohol supera los 0.60 mg/l entre tres y seis meses de cárcel, o bien una multa de entre tres y seis meses, o bien trabajos en beneficio de la comunidad de entre 31 y 100 días. En cualquier caso, supone la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor de entre uno y cuatro años.

El consumo de alcohol o de drogas al volante disminuye la capacidad sensorial del conductor, así como sus reflejos y la atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad y poniendo en riesgo la vida propia y la de otros conductores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats