30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy cierra las cuentas de 2020 con un saldo positivo de 700.000 euros

El índice de endeudamiento del Ayuntamiento es del 43%, ligeramente superior al de 2019, y la ejecución presupuestaria se sitúa en torno al 90%

Imagen de la fachada del Ayuntamiento de Alcoy, situado en pleno casco antiguo.

Imagen de la fachada del Ayuntamiento de Alcoy, situado en pleno casco antiguo. JUANI RUZ

El Ayuntamiento de Alcoy ha cerrado las cuentas de 2020 con un saldo positivo de 704.591 euros, un índice de endeudamiento del 43%, ligeramente superior al de 2019, y en torno al 90% del presupuesto ejecutado, según los datos facilitados por la concejal de Hacienda, Vanessa Moltó.

La edil ha dado a conocer los datos más relevantes tras el cierre del ejercicio contable, destacando el «ajustado» saldo positivo de 704.591 euros. Con este resultado, según Moltó, queda de manifiesto «en qué medida los recursos presupuestarios han sido suficientes» para hacer frente a los gastos. Además, ha destacado el resultado pese al «importante descenso de los ingresos procedentes de los impuestos» como consecuencia del aplazamiento o eliminación de pagos, y el «significativo aumento de los gastos» vinculados a diferentes ayudas en el primer año de pandemia.

La responsable de Hacienda, asimismo, ha apuntado que el Ayuntamiento «ha mantenido un desempeño general de las previsiones tanto de gastos como de ingresos corrientes de alrededor del 90%», es decir, «elevado» cumplimiento de la ejecución presupuestaria. De forma más específica, el cumplimiento en la previsión de ingresos, según los datos facilitados por el equipo de gobierno, ha sido del 93,68%, y se mantiene la recaudación de ejercicio anterior con un 87%. En cuanto a los gastos, la ejecución sin contar las inversiones es del 92%, y contando éstas se queda en un 70%.

La administración local ha gastado 5,3 millones de los 5,6 millones previstos en el capítulo de inversiones

decoration

En referencia al capítulo de inversiones, Vanessa Moltó ha matizado que hay 5,3 millones de euros ejecutados de los 5,6 millones que se presupuestaron. No obstante, ha considerado «importante señalar que se viene de una situación en la que los ayuntamientos han sido limitados por la regla de gasto», la cual impedía a las administraciones «gastar más allá del tope que fijaba el Ministerio».

En este sentido, la concejal de Hacienda ha insistido en que «esta situación ha provocado que los ayuntamientos tengan remanentes pendientes de ejecución que afectan a los porcentajes» generales.

Otro dato destacado es el nivel de endeudamiento de las arcas municipales, que en esta ocasión se encuentra en un 43%, ligeramente superior a 2019, que era del 41%. La edil también ha resaltado que el consistorio alcoyano «paga de manera fluida, en menos de los 30 días que marca la ley». De hecho, el año 2020, según ha insistido, «acabó con una media que fijaba en 9 días el plazo de pago».

El remanente es negativo, pero la edil de Hacienda recuerda que hay 3,3 millones en derechos de cobro reconocidos

decoration

Respecto al remanente de tesorería, Vanessa Moltó ha explicado que «tenemos un remanente negativo de 847.848,44 euros porque a pesar de tener derechos de cobro reconocidos por valor de 3,3 millones, no se han podido computar como derechos reconocidos de ingreso porque las normas obligan a calificarlos como dudoso cobro de manera preventiva». Con todo, la edil ha aclarado que es una situación que se solucionará con el bloqueo de dicha cantidad de excedentes de diferentes partidas donde se han producido ahorros, como el caso de la de personal o contratos que ya están adjudicándose.

En 2019, el Consistorio incumplió la regla de gasto en 3,3 millones de euros, una cifra que en 2020 sería de 1,3 millones, pero, cabe recordar, que el Congreso suspendió el pasado año los objetivos de estabilidad y deuda, y la regla de gasto debido a la situación extraordinaria provocada por la pandemia.

Presión fiscal

Moltó ha destacado las medidas fiscales que el Ayuntamiento viene aplicando en los últimos años con bonificaciones de impuestos o pagos de suministros básicos para familias, la eliminación de la tasa de las barras a la hostelería, la rebaja de la tasa de la basura de hoteles y residencias, las bonificaciones para empresas, los incentivos para la creación de puestos de trabajo en los sectores más vulnerables o los incentivos en el IBI, ICIO, IAE o IVTM por la utilización de energías renovables.

Todas estas medidas, según la edil, junto a la «reducción del tipo del IBI al más bajo desde el año 1992» o del IAE para empresas ubicadas en los polígonos industriales «hacen que la presión fiscal se mantenga por debajo de la media autonómica. En concreto, a nivel autonómico, la media en impuestos directos se sitúa en 444,57, en indirectos en 43,29 y en 123,08 en tasas y otros ingresos, mientras que en Alcoy es de 415,18 en el caso de impuestos directos, 17,56 en indirectos y de 123,08 en el resto de tasa e ingresos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats