30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pieza a pieza para hacer un coche ganador

Alumnos del IES Cotes Baixes de Alcoy construyen un vehículo para participar en un campeonato nacional

Para este año se han implementado mejoras en el coche para intentar cosechar de nuevo la victoria.

Para este año se han implementado mejoras en el coche para intentar cosechar de nuevo la victoria.

El grupo Inercia Alcoy formado por alumnos del IES Cotes Baixes de Alcoy ya trabaja para volver con fuerza a la carrera nacional de coches de inercia Hiperbaric Challenge 2021. Una cita que cada año reúne a más de 70 vehículos sostenibles y más de 800 participantes y que este año trabaja para volver a ser una realidad. Es por ello alumnos de distintos ciclos del centro alcoyano ya trabajan en la creación de su vehículo para esta edición. El grupo de trabajo ha diseñado un plan de construcción para renovar su coche y mejorar así su rendimiento y volver a conquistar el podio como ya lo han logrado en anteriores ediciones.

Los componentes de Inercia Alcoy preparan la que será la quinta participación del equipo en Hiperbaric Challenge. Un reto educativo en el que el IES Cotes Baixes lleva inmerso varios años y que permite al alumnado aprender mediante la investigación a la vez que se relaciona con el entorno empresarial. El trabajo en equipo permitirá que el equipo lleve adelante la construcción del coche por inercia con el que participarán esta edición y que será completamente nuevo y se construirá desde cero sin aprovechar los de anteriores ediciones con el objetivo de mejorar la pieza y en consecuencia volver a conquistar la primera plaza.

Como explicaba Ricardo Soler, jefe de estudios, profesor de FP Básica y tutor del equipo, «nos iniciamos en este campeonato en 2016 con el montaje de un coche simple con carrocería, chasis y elementos mecánicos, todo ello construido con unos planos que facilitaron desde la organización. El segundo año tuvimos un grave accidente en una de las carreras y tuvimos que investigar para mejorar el vehículo sobre todo en materia de seguridad para incluir elementos que dieran más confianza y seguridad al piloto pero que a su vez fueran fáciles de fabricar y montar por lo que ya incluimos programas de diseño específicos e hicimos nosotros el prototipo en su totalidad». Puntualizaba que «la realización de varios prototipos nos ha ido dando lecciones y hemos ido aprendiendo, y con este parón forzoso que hemos tenido decidimos empezar de cero y construir un coche nuevo que se supere aún más».

Cambios y mejoras

El proyecto se desarrolla durante todo el curso escolar, en esta VIII edición que tiene previsto llevarse a cabo en Burgos el próximo mes de junio los participantes han tenido que llevar a cabo todas las fases previas y presentaciones de forma online. Como puntualizaba Soler «estamos aún pendientes de si se podrá realizar o no pero mientras tanto todo el proceso de realización es aprendizaje y sobre todo experiencia, trabajo en equipo e intercambio con empresas e instituciones».

El Plan de Viablidad realizado de forma previa recoge todos los pasos que el alumnado está llevando a cabo y que presentará en junio bien de forma presencial u online según la normativa sanitaria. Sentenciaba Soler que «esperamos que se pueda realizar en formato presencial porque será un impulso para el alumnado que lleva meses trabajando y con ganas de conquistar asfalto pero nos adaptaremos a las decisiones que se tomen las próximas semanas, aunque la realización de un nuevo vehículo ya es un orgullo».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats