Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy regulará el aparcamiento rotatorio con cámaras pero sin que los usuarios deban pagar

El equipo de gobierno sale al paso de las críticas de la oposición, que rechazó la ordenanza en el último pleno - El sistema controlará que los vehículos no estén en el mismo lugar más de dos horas

Aparcamiento donde se prevé poner en marcha el sistema de estacionamiento regulado.

Aparcamiento donde se prevé poner en marcha el sistema de estacionamiento regulado.

El Ayuntamiento de Alcoy regulará mediante cámaras el aparcamiento rotatorio en diferentes lugares del centro y zonas comerciales de la ciudad, pero sin que los usuarios tengan que pagar. Es decir, no será una «zona azul» al uso, aunque sí habrá un tiempo máximo de estacionamiento de un vehículo en un mismo punto, y los conductores que lo incumplan serán sancionados. El concejal de Movilidad, Jordi Martínez, insiste en que «nunca se nos ha ocurrido hablar de dinero», y reitera que aparcar en la vía pública seguirá siendo gratis.

El equipo de gobierno ha salido al paso de las críticas lanzadas por los grupos de la oposición durante y con posterioridad al pleno del pasado viernes, en el que se aprobó la ordenanza que regulará el estacionamiento rotatorio. La iniciativa, como publicó este periódico, salió adelante gracias al voto de calidad del alcalde, Toni Francés, ya que todas las demás formaciones votaron en contra, haciendo que sus 12 votos empataran con los del equipo de gobierno, y solo el concejal no adscrito Marcos Martínez se abstuvo.

LA CLAVE ROTACIÓN Control de los estacionamientos en la calle pero sin tener que pagar La ordenanza pretende implantar el estacionamiento rotatorio en varios puntos de Alcoy, pero sin que haya que pagar por aparcar.

decoration

Los partidos de la oposición recriminaron al equipo de gobierno, entre otros aspectos, que llevara la ordenanza a pleno sin que se hayan habilitado todavía todos los aparcamientos disuasorios previstos con motivo de la peatonalización del centro, o incluso que no se hiciera esta regulación del estacionamiento antes de poner en marcha ese otro plan. Además, mostraron su preocupación por cómo esto puede afectar a los vecinos de la zona. Y en la calle ha quedado un cierto temor a que regrese la «zona azul», que se había suprimido en 2018.

LA CIFRA 2 HORAS: Tiempo máximo que se podría dejar el vehículo en un mismo lugar Cada dos horas habría que mover el vehículo, no cabría la opción de pagar más como en la «zona azul».

decoration

Sobre esta cuestión, Jordi Martínez incluso ha recalcado en un comunicado que el propio nombre de la ordenanza ya especifica que se refiere únicamente a la regulación del tiempo de estacionamiento. En él también ha recomendado que no se le denomine ORA porque ese acrónimo puede hacer pensar que «hay que volver a tener que pagar por aparcar, cuando no es cierto». El edil de Movilidad reitera esto último a este periódico, y defiende «hacer una rotación en las zonas comerciales es otra cosa distinta, y muy interesante» para el objetivo de favorecer el aparcamiento en zonas donde ahora suele ser difícil.

Una de las zonas de parking en el centro histórico de Alcoy. | JUANI RUZ

El estacionamiento se controlará, explica, con un sistema similar al que se está empleando en las calles del centro que se han peatonalizado. Las cámaras instaladas en las zonas de aparcamiento registrarán la matrícula de cada vehículo a la entrada y a la salida. «Esto es totalmente gratuito mientras cumplas el horario», que en principio se prevé de dos horas. En caso contrario, se sancionará según lo previsto.

Como ya se indicó tras el pleno de la semana pasada, el primer lugar donde se implantará esta fórmula, de manera piloto, será el aparcamiento existente en la calle La Torre de les Maçanes, en el centro histórico, junto al cual discurre ahora el flujo de tráfico que hasta el pasado marzo bajaba por la calle San Nicolás. El control en este punto es fácil, puesto que el parking está acotado y tiene una única entrada y salida. Si se hiciera lo mismo en otros recintos con más accesos, o en calles, se requeriría de la instalación de más cámaras. No obstante, la intención es ir colocando las que sean necesarias, explica Martínez. «La cuestión es vigilar las entradas y salidas», añade. Al ser un sistema telemático no haría falta que hubiera controladores a pie de calle.

Pocas plazas libres

Hasta 2018, la «zona azul» se extendía por vías del centro histórico como la avenida País Valencià, la plaza Pintor Gisbert y la calle Santo Tomás, además de áreas de afluencia comercial como la calle Alzamora, la Alameda y los aledaños del mercado de San Roque. En el centro, las posibilidades para aparcar se han reducido con la peatonalización.

Hay además aparcamientos como el citado de la calle La Torre de les Maçanes, en el que encontrar plaza es bastante complicado en todo momento del día. Uno de los objetivos que persigue el equipo de gobierno es dar más opciones a que haya huecos libres. Asimismo, señala el edil de Movilidad, se estudia de qué manera favorecer el aparcamiento nocturno a residentes, quizá vetando el acceso a esas horas a vehículos que no correspondan a vecinos de ese entorno, aunque eso se irá perfilando más adelante.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats