Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pueblo de Alicante donde solo quedan tres vecinos por vacunar

La pequeña Famorca, con cero contagios en toda la pandemia, alcanza el 93% de inmunizados

Un hombre pasea por una calle del pueblo. | NATXO FRANCÉS/EFE

Un hombre pasea por una calle del pueblo. | NATXO FRANCÉS/EFE

Como la pequeña aldea gala que resiste con Asterix y Obelix, en la provincia hay un pueblecito en la montaña «limpio» de covid durante toda la pandemia: se trata de Famorca, en la comarca de El Comtat. Hay censados 45 vecinos y desde el principio de la pandemia viven entre 35 y 40, principalmente mayores de 70 años, ninguno de los cuales ha padecido coronavirus.

Todos han recibido al menos una dosis de la vacuna en la misma Famorca (los mayores de 70) o en el centro de salud de la vecina Benilloba (los menores de 70) con solo tres excepciones: un niño de 9 años, un joven de 25 y un adulto de 40. Ya superan el 93% de vacunados.

El alcalde, Vicente Ruiz, tiene 57 años y es uno de los vecinos «más jóvenes». Explica que el éxito de «estar a cero» en contagios se debe en buena parte a que los habitantes han sido muy prudentes desde el estallido de la pandemia y han guardado el distanciamiento, no han recibido visitas y han cumplido escrupulosamente las medidas sanitarias.

«Se ha pasado mucho temor y miedo porque casi todo es gente mayor, que se ha quedado en sus casas con el gel en la mano y no olvidando nunca la mascarilla. Se creó tanto pánico que cuando llegaba al pueblo algún senderista o ciclista los vecinos se llamaban unos a otros para avisar», relata.

La administración de las dosis ha provocado que llegue «la alegría» a las calles ya que «la gente sale a tomar el sol sin tanta preocupación y hasta comentan con sonrisas: ‘ya estoy vacunado’».

La pequeña y montañosa Famorca, a 720 metros de altitud, forma parte de otros pueblos de la Comunidad Valenciana, como Sempere (Valencia) y Sacañet (Castellón), que coinciden en ser enclaves de interior, con poca población y de edad alta y con el cartel de pueblos «limpios» de covid durante toda la pandemia; ahora comparten también haber recuperado la alegría con casi la totalidad de sus vecinos vacunados.

Forman parte de la veintena de municipios que ha esquivado la covid, sin apenas tiendas ni servicios, con médico alguna vez a la semana y un bar -los que lo tienen- y que ahora suman tener a la práctica totalidad de la población vacunada.

Son un grupo que tiene al menos al 70% de los vecinos inmunizados y entre los que también están, según fuentes sanitarias, otros de la provincia de Alicante como Alcalali, Benigembla, Murla y Tollos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats