Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian deficiencias en La Sang de Alcoy

Propietarios aseguran que se les exige el arreglo de fachadas habiendo un acuerdo municipal para hacerlo

Fachadas en mal estado en el barrio.

Fachadas en mal estado en el barrio.

Vecinos del barrio de La Sang de Alcoy exigen más atención por parte del Ayuntamiento y denuncian que no se les ha tenido en cuenta a la hora de realizar intervenciones en la zona como la mejora de viales y la peatonalización. Según aseguran, el hecho de no haber contado con su punto de vista o no haberles dado parte de las actuaciones previstas les ha ocasionado perjuicios, que se unen a las deficiencias constructivas que presenta el barrio y a las que, consideran, el Ayuntamiento no está respondiendo de la manera deseada ni con formas adecuadas.

Los vecinos se refieren al reciente arreglo de la calle San Mateo, que se hizo «de repente», sin previo aviso, impidiendo la accesibilidad y, con ello, agravando la precaria situación generada por la pandemia, según asegura Ana Calvo, propietaria de un negocio en la zona. También aluden a la reordenación del tráfico en la calle Santo Domingo, que les complica el acceso, así como a la falta de aparcamientos y a que no se hayan habilitado más antes de peatonalizar las calles principales del centro histórico. En este sentido, lamentan que no haya, por ejemplo, un acuerdo con el campus de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) para que abra al público su aparcamiento, de bastante capacidad.

Zona del barrio de La Sang con elementos desprendidos. | JUANI RUZ

Asimismo, el presidente de la Asociación de Vecinos de La Sang, Diego Fernández, denuncia que varios propietarios han recibido una orden de arreglo de sus fachadas, cuando hay un acuerdo plenario para que el Ayuntamiento asuma la redacción de un plan para rehabilitar el barrio, de promoción pública y que presenta graves deficiencias constructivas. Afirma que «sabemos que las fachadas no están en condiciones, pero no podemos arreglarlas en diez días», y teme que «estén queriendo amedrentar» a los vecinos.

El vicealcalde, Jordi Martínez, señala al respecto de estas cuestiones que, al margen de la intervención general que se haga en el barrio en el futuro, «las comunidades de vecinos deben tener en orden» las fachadas y evitar que caigan cascotes. Asimismo, defiende que las obras viarias «deben licitarse en tiempo y forma», y que además se anunciaron debidamente y con suficiente antelación. También sostiene que el sentido actual del tráfico en la calle Santo Domingo resulta más adecuado, teniendo en cuenta las vías de la zona que se han peatonalizado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats