Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy prorroga la contrata del bus urbano mientras prepara una nueva red

Guanyar y Compromís rechazan mantener el servicio actual y afean la tardanza en las nuevas líneas al PSOE, que defiende que actúa con diligencia

Un autobús urbano a su paso por la céntrica calle San Nicolás de Alcoy. |

Un autobús urbano a su paso por la céntrica calle San Nicolás de Alcoy. | JUANI RUZ

El Pleno del Ayuntamiento de Alcoy aprobó ayer prorrogar durante un año la contrata municipal del autobús, mientras trabaja en la creación de una nueva red de transporte urbano. Esta extensión del contrato, la segunda que se produce, será la última que se llevará a cabo, según indicó ayer el vicealcalde y concejal de Movilidad, Jordi Martínez, puesto que se espera tener totalmente preparado el nuevo sistema de autobuses urbanos pasado el verano. El equipo de gobierno defiende, no obstante, prolongar la vigencia del servicio actual permite ir trabajando con calma, y sin saltarse la legalidad en ningún momento.

El acuerdo sobre el transporte urbano fue uno de los puntos tratados en el Pleno extraordinario celebrado ayer, y salió adelante gracias al apoyo que Podem, Ciudadanos y el concejal no adscrito Marcos Martínez dieron al equipo de gobierno socialista. PP y Vox se abstuvieron, mientras que Guanyar Alcoi y Compromís votaron en contra de prorrogar la contrata actual. Estos dos últimos partidos afearon especialmente al PSOE que haya tenido que llegarse a una segunda prolongación del contrato, en lugar de tener listo ya el nuevo servicio para ponerlo en marcha de inmediato.

La oposición recrimina al gobierno que se deba prolongar el contrato pero Podem y Cs dan su apoyo a los socialistas

decoration

El concejal de Guanyar Pablo González criticó que «hace un año la excusa era la covid, pero ahora ya no hay excusas, sino un gobierno que no ha trabajado en tiempo». A su juicio, «parece que quieren llegar a elecciones con un servicio renovado», recién estrenado, y con eso llamar más la atención de los vecinos, por lo que acusó al PSOE de «priorizar sus intereses», al igual que, aseguró, con el reciente proyecto de la peatonalización del centro.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Màrius Ivorra, consideró que «no estamos avanzando lo suficiente» y el gobierno municipal «debería haber hecho su trabajo» antes, en lugar de «prorrogar los problemas» y «las carencias». Por ello, la formación decidió votar en contra de la medida, a modo de castigo. «Nos hubiera gustado que el trabajo estuviera iniciado antes», agregó.

También el portavoz del PP, Quique Ruiz, recriminó a los socialistas que «el debate debería haberse hecho antes de que caducara el contrato», pero anunció la abstención de su grupo como «un voto de confianza» para «trabajar en los retos que tiene la ciudad». En este sentido, se ofreció para colaborar en el diseño de un nuevo servicio de transporte, y criticó que el que se prepara, avanzado hace algunas semanas por Jordi Martínez, deja sin autobús al barrio de la Font Dolça y al centro histórico los fines de semana. El portavoz de Vox, David Abad, apeló por su parte a que la nueva red quede conformada a tiempo.

El edil de Movilidad alega que esta solución es la única posible para que el Ayuntamiento no incurra en ilegalidades

decoration

La portavoz de Ciudadanos, Rosa García, y el edil no adscrito lamentaron también que se haya tenido que llegar a una segunda prórroga del contrato, pero dieron su confianza al equipo de gobierno. También lo hizo Podem, si bien apeló a que el servicio pase en el futuro a ser gestionado por la empresa pública que está en proceso de crearse, según indicó el edil Aarón Ferrándiz.

Jordi Martínez defendió que «no es fácil la elaboración de un contrato» y que prorrogar el actual es la fórmula más adecuada para no caer en una ilegalidad. «Me hubiera gustado tener el nuevo servicio en seis meses, pero las cosas se deben trabajar». También replicó al PP que «los autobuses seguirán pasando por el centro», y recriminó a Guanyar que «se avanza más en la municipalización del servicio votando sí». Asimismo, se mostró favorable a la idea de la empresa pública lanzada por Podem.

Desbloqueo del nuevo parque de forestales al corregir una errata

El Ayuntamiento acuerda adherirse a la nueva Agència Valenciana de Protecció del Territori

El Pleno de Alcoy también aprobó ayer por unanimidad la corrección de un error formal que mantenía bloqueada la cesión a la Generalitat de una parcela para la construcción del nuevo parque de bomberos forestales de la Font Roja. La concejal de Patrimonio, María Baca, explicó que cuando la Conselleria quiso registrar los terrenos se dieron cuenta de que había un error de transcripción, por lo que había que volver a hacer el trámite. En cualquier caso, señaló, se trataba simplemente de una cuestión formal, y la cesión está hecha y el número registral de los terrenos es correcto.

Todos los grupos dieron su apoyo, e incluso la portavoz de Ciudadanos, Rosa García, quien había advertido del error en primer lugar, agradeció especialmente a Baca las explicaciones. El nuevo parque de bomberos forestales, en el polígono de El Clérigo, debe sustituir a las precarias instalaciones actuales, en las cuales los bomberos ni siquiera pueden pernoctar en condiciones cuando realizan labores de vigilancia.

Por otra parte, también se aprobó la adhesión del Ayuntamiento de Alcoy a la Agència Valenciana de Protecció del Territori, entidad de nueva creación encargada de vigilar posibles infracciones urbanísticas en suelo no urbanizable. El gobierno municipal justificó que este tema se trajera a un pleno extraordinario en que la decisión debía estar tomada antes del 31 de julio. La propuesta salió adelante con el único voto en contra de Vox y la abstención del edil no adscrito.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats