Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat aportará 2,6 millones para convertir la manzana de Rodes de Alcoy en parque tecnológico

La administración autonómica invertirá otros 2,2 millones para abrir el Centro de Desarrollo Turístico Interior en las antiguas cocheras del conjunto fabril

Conjunto de antiguas naves industriales que albergarán el parque tecnológico de Alcoy y el CDTi. Juani Ruz

La Generalitat Valenciana ha aprobado este viernes el convenio por el que se compromete a financiar con 2,6 millones de euros la conversión de la manzana de Rodes, en Alcoy, en un parque tecnológico-sociocultural, obras que ya han sido licitadas por el Ayuntamiento y que están valoradas en 7,4 millones de euros. La Unión Europea, a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), aportará el 50% (3.700.000 euros) y el Consell, con la cantidad comprometida hoy, cubre otro 30% del presupuesto, por lo que el consistorio solo tendrá que financiar el 20% de las obras, poco más de un millón de euros.

De estos 2,2 millones, la Generalitat tiene previsto aportar este mismo año 200.000 euros, mientras que el resto se aportará a lo largo de las tres próximas anualidades, con 800.000 euros cada una de ellas.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, ha subrayado que esta subvención depende directamente de Presidencia de la Generalitat Valenciana, por lo que ha querido destacar la “implicación directa del presidente Ximo Puig en un proyecto que, lejos de quedarse en el ámbito local, tendrá un fuerte impacto en toda la Comunidad Valenciana, ya que convertirá a este parque tecnológico en un revulsivo y en un centro de generación de empresas de base tecnología, así como un generador de riqueza y de empleo en todo el territorio".

La implicación del Consell no quedará aquí, ya que a estos 2,6 millones dedicados a la parte tecnológico-cultural se sumarán otros 2,2 millones para sufragar al 100% el Centro de Desarrollo Turístico Interior (CDTi) proyectado en las antiguas cocheras de Rodes y cuyas obras aún no han sido licitadas.

La tercera parte del complejo estará compuesta por los dos edificios de viviendas adyacentes ubicadas en la calle Tibi y que albergarán oficinas municipales y los espacios administrativos. La inversión prevista para estas obras es de 2,3 millones de euros, de los que la Diputación aportará el 45% y el Ayuntamiento de Alcoy el 55%.

De hecho, el alcalde de Alcoy ha remarcado también el éxito de la gestión del Gobierno municipal a la hora de conseguir la implicación de las distintas administraciones (Unión Europea, Generalitat Valenciana y Diputación de Alicante), por lo que el consistorio solo acabará pagando unos 2 millones de euros de los 12 millones en los que está valorado el proyecto en su conjunto.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats