Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vectalia pone en marcha en Alcoy un sistema de entrega de paquetería con un vehículo eléctrico

La medida podrá beneficiar sobre todo a los comerciantes del centro histórico al permitir dejar y recoger repartos a cualquier hora

Detalle del vehículo eléctrico que repartirá y recogerá paquetes en el centro histórico. |

Detalle del vehículo eléctrico que repartirá y recogerá paquetes en el centro histórico. | INFORMACIÓN

El reparto de paquetería en Alcoy mejorará a partir de ahora en eficiencia y sostenibilidad, con la puesta en marcha del servicio Última Milla, desarrollado por Vectalia. Con la estación de autobuses como base logística, una motocargo eléctrica se encargará de entregar y recoger pedidos las 24 horas del día. Un recurso que atenderá a cualquier particular, empresa o negocio, pero del que podrán beneficiarse de una manera particular residentes y comerciantes del centro histórico, área específica en la que se prestará en un primer momento.

Tal y como apuntaron ayer el director de Operaciones de Vectalia, Antonio Agudo, y el concejal de Movilidad alcoyano, Jordi Martínez, las características del vehículo de reparto lo hacen accesible a las estrechas calles del centro. De hecho, una de las ciudades donde ya se ha implantado este servicio es Teruel, cuya disposición urbana guarda una cierta similitud con Alcoy, que será la segunda ciudad de la provincia de Alicante en contar con este servicio, después de la capital.

Jordi Martínez incidió en el hecho de que el vehículo, al ser eléctrico, está autorizado para entrar en el perímetro peatonal del centro histórico en todo momento. Así, consideró que puede ser «una oportunidad para los comerciantes del centro», que de esta forma no tienen por qué ceñirse exclusivamente al horario establecido para carga y descarga. Además, defendió que el formato de paquetería previsto en Última Milla, de tamaño pequeño, resulta idóneo para los comercios, en casos como los de entrega de productos a domicilio o recogida de algún objeto en particular.

El concejal también expresó la «satisfacción» del Ayuntamiento por el hecho de que las empresas «empiecen a pensar en el uso de vehículos eléctricos» para llevar a cabo su actividad. Tal y como señaló, contribuye a la sostenibilidad, y conecta, en este sentido, con los objetivos que se ha marcado al respecto el Consistorio.

Por su parte, Antonio Agudo también señaló que se trata de una «interesante oportunidad para el comercio», por el avance que supone en la entrega y recogida de mercancías. A su juicio, el empleo de este tipo de vehículo y con este formato de paquetería constituye un paso para «cambiar la filosofía» en el reparto. Por ello, dijo, «creemos que se tiene que ir potenciando» en el futuro.

El director de Operaciones de Vectalia agregó que Última Milla supone un complemento a la peatonalización del centro, al permitir las operaciones de reparto a lo largo de toda la jornada sin tener que utilizar un vehículo convencional. De hecho, el recurso está planteado con especial atención para esta zona, aunque no se descarta ir abarcando otros barrios de Alcoy, añadió.

Presentación del servicio de Última Milla que se prestará desde ahora en Alcoy. | INFORMACIÓN

1,5 toneladas menos de CO2

El vehículo utilizado para el servicio de Última Milla está específicamente diseñado, y supone un ahorro de 1,5 toneladas equivalentes de dióxido de carbono, tal y como destacan fuentes de Vectalia. La empresa incide en que la pandemia ha «cambiado los hábitos de consumo de las ciudades», y que esta prestación se adapta al formato de transacciones como las pequeñas compras que pueden realizarse por internet, en este caso a comercios y empresas que desarrollan su actividad en el centro de Alcoy.

Cada día, la motocargo accederá a primera hora al centro logístico instalado en la estación de autobuses, para después ir distribuyendo los paquetes entre los vecinos y comerciantes. Además, en las citadas dependencias también se ha habilitado un punto de recogida CityPaq, para los usuarios que prefieran esta fórmula.

El servicio, añaden, nace con la finalidad de «minimizar el impacto medioambiental del reparto» de proximidad, además de «favorecer al comerciante local con sus entregas de amplio horario». Uno de los objetivos, en este sentido, es «mejorar el servicio con el menor número de desplazamientos y reduciendo el tráfico rodado». Indican al respecto que, en el reparto convencional, en torno a un 10-15% de las entregas requieren al menos de un segundo intento.

En Alcoy se generarán, asimismo, más oportunidades para la entrega gracias a que el servicio no tenga que ceñirse al horario habitual de carga y descarga. Tras la peatonalización del centro, estas actividades con vehículos convencionales solo se permiten durante unas horas por la mañana en todo el perímetro acotado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats