Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto de reforma del autobús urbano de Alcoy mantiene la baja frecuencia de las líneas

Compromís pide que se aumente la flota de vehículos y critica el escaso servicio que se daría a la zona alta del Ensanche - El gobierno local alega que se estudiarán todas las propuestas aunque los recursos son limitados

Un autobús urbano de Alcoy, a su paso por la zona alta del Ensanche. | JUANI RUZ

El proyecto de reforma de la red de autobuses urbanos de Alcoy mantiene una frecuencia de paso bastante baja en la mayoría de las líneas. La propuesta con la que se trabaja para rediseñar la red, con vistas a sacar una nueva contrata de cara al verano de 2022, incluye recorridos largos para todas las rutas, como ya ocurre en la actualidad, lo que unido a la limitada flota de vehículos da lugar a que el lapso entre un autobús y el siguiente pueda ser largo. Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, se estipulan frecuencias de entre 20 y 30 minutos, salvo en la línea 3, que uniría Batoy con el Ensanche y la Zona Norte y que tendría una cadencia de 16 minutos.

El borrador forma parte del proceso participativo que el equipo de gobierno está realizando desde hace algunos meses con los demás grupos políticos y representantes vecinales para redefinir la red de transporte urbano de cara a la nueva contrata. La propuesta actual mejora ligeramente la frecuencia de paso actual, pero sigue siendo baja, con el máximo exponente de un autobús cada media hora en la línea 4, que uniría el centro histórico con el Ensanche y la Zona Norte. Eso de lunes a viernes, porque en las líneas de fin de semana 45 y 54, complementarias entre sí, la frecuencia sería de 50 minutos.

El grupo municipal de Compromís ha expresado su malestar por la baja cadencia que se propone para la nueva red de autobuses, así como por el escaso servicio que, a juicio de los ediles, se daría a la zona alta del Ensanche. El portavoz de esta formación, Màrius Ivorra, señala que «para que el autobús sea eficiente tenemos que mejorar las frecuencias», y sostiene que el transporte urbano «funciona cuando pasa cada diez minutos máximo». El concejal admite que esto requiere de «una inversión en vehículos», pero que comportaría «una mejora importante» para evitar desplazamientos en coche. También considera que, frente a las líneas de recorridos largos, deberían favorecerse los transbordos.

Asimismo, en relación al servicio en la zona alta del Ensanche, el proyecto también mejora el servicio actual, ya que la línea 1 llegaría hasta el colegio La Salle y la 2 lo haría hasta el instituto Andreu Sempere. Esta última es la única que accede a este barrio, a través de la calle Escultor Peresejo, pero solo en un sentido; para ir desde aquí a Santa Rosa hay que recorrerse toda la línea, por el centro histórico y la Zona Alta. La edil Elisa Guillem considera insuficiente esta propuesta, y recuerda que la parte alta del Ensanche tiene un importante volumen de población, además de varios centros educativos. En este sentido, Ivorra apostilla que podría añadirse un recorrido en sentido inverso al actual por la Horta Major, que no tiene servicio de autobús en estos momentos.

El concejal de Movilidad, Jordi Martínez, se muestra dispuesto a considerar las observaciones de Compromís, y señala que la elaboración del nuevo servicio de autobús es un proceso abierto y del que aún quedan varias reuniones con grupos políticos y vecinos. No obstante, defiende que la propuesta actual es un cambio «más que notable» frente al servicio aún vigente, y que la llegada del autobús al instituto Andreu Sempere es precisamente una reivindicación del barrio. Además, recuerda que «partimos de un presupuesto y unas líneas» y «los recursos son los que son», por lo que para poner en marcha las ideas planteadas por Compromís habría que ver si es viable económicamente.

Demanda de más servicio en las rutas de ámbito comarcal


El grupo municipal de Compromís en Alcoy también ha mostrado su descontento con el actual transporte de ámbito comarcal, tanto hacia Cocentaina y Muro como hacia Ibi, Onil y Castalla. En este sentido, Màrius Ivorra señala que «si queremos que Alcoy sea una capital comarcal es necesario que haya un buen servicio» y los autobuses mejoren su frecuencia y lleguen a puntos como el Hospital Virgen de los Lirios. Compromís prevé proponer una declaración institucional para pedir mejoras a la Generalitat, de quien dependen estas concesiones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats