Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy regenerará el estanque de Buidaoli para estimular la presencia de aves

El proyecto forma parte de un plan de regeneración verde que incluye la creación de un jardín vertical y varias pantallas vegetales

Estanque y puente de Buidaoli, junto al cauce del río Barxell y bajo el puente de San Jorge. | JUANI RUZ

El Ayuntamiento de Alcoy regenerará el estanque de Buidaoli, en el centro histórico de la ciudad, para estimular la presencia de aves acuáticas en el entorno. Además, se instalarán en diferentes puntos del casco urbano nidos para favorecer que acudan y vivan en ellos diferentes especies de pájaros. Estas iniciativas se desarrollarán a lo largo de este año, antes del mes de septiembre, junto con el resto de medidas previstas en el proyecto «Solucions Basades en la Natura», que el alcalde, Toni Francés, y el concejal de Transición Ecológica, Jordi Silvestre, anunciaron ayer.

El proyecto tiene un coste global de 211.000 euros y será financiado al 53% por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica. En lo que se refiere a la restauración del estanque de Buidaoli, se espera que regresen las anátidas que antes eran habituales. Aunque con suerte es posible ver en el lugar alguna bandada de patos, desaparecieron casi en su totalidad a raíz de un vaciado de la balsa para su limpieza, hace unos años. El espacio húmedo se encuentra bajo el histórico puente de Buidaoli -y este, a su vez, bajo el más moderno puente de San Jorge-, junto al río Barxell y la torre de Na Valora, y es un punto frecuentado por los vecinos para pasear o hacer deporte. El estanque se nutre de aportes del río, lo que produce variaciones en la cantidad de agua y su calidad. Esto último se quiere paliar con la introducción de especies vegetales «depuradoras», que limpian el agua «de forma natural», tal y como indicó en la presentación el técnico municipal de Medio Ambiente Carles Samper.

Asimismo, los 75 nidos que en total se prevé instalar en el casco urbano tienen por objeto atraer la presencia de otras especies de aves, en concreto gorriones, golondrinas y los conocidos como «aviones». Son pájaros insectívoros, por lo que con ello se espera combatir otra cuestión de salud pública como son los dípteros. Se colocarán cajas de cuatro tipos diferentes, por toda la ciudad aunque preferentemente en el centro histórico y los entornos fluviales del casco urbano.

El proyecto consta también de actuaciones de tipo vegetal, con la colocación de un jardín vertical de 5,2 por 2,3 metros, así como ocho paneles móviles con plantas y dos «toldos vegetales». Con ellos se quieren crear espacios de sombra que, además, contribuyan a bajar la temperatura a su alrededor. La ubicación de estos elementos se decidirá en el proceso de licitación, que se iniciará en breve. El alcalde destacó la apuesta por «una ciudad más sostenible y habitable», mientras que el edil de Transición Ecológica incidió en la idea de cambiar el «hormigón» por soluciones más verdes y «amables» con el entorno.

Modelo de jardín vertical que se prevé instalar. | INFORMACIÓN

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats