Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una asociación denuncia la falta de control del arruí en la comarca del Alcoià

Adhif defiende la creación de censos, la limitación de permisos de caza y cambiar la catalogación de la especie

Arruís en la Font Roja de Alcoy. | CARLOS SAPENA

Los montes del norte de Alicante tienen que seguir contando con el arruí. Esta es una de las misiones que persigue la asociación alcoyana Defensora de los Animales Herbívoros contra los Incendios Forestales (Adhif). Desde que este animal llegara a la península procedente del norte de África, hasta que parajes como el de la Font Roja en Alcoy contaran con su presencia, han pasado unos años en los que su población ha ido aumentando, algo posible gracias a las buenas condiciones del entorno para su desarrollo.

Sin embargo, puede que esta situación haya cambiado, motivada por dos factores. Por una parte, la falta de censos que permitan conocer su población en una zona concreta, mientras que en segundo lugar, la falta de un mayor control durante las temporadas de caza. Todo ello impide conocer su situación en cifras, lo que ocasiona incluso que sea más difícil poder llegar a verlos, tal y como afirma el secretario de Adhif, Carlos Sapena.

Para remediar esta situación, desde la asociación exigen poner solución a través de la contabilización de ejemplares dos veces al año, lo que se realizaría antes y después de la temporada de caza, sabiendo así la cantidad de ejemplares que se pueden cazar. Por otra parte, piden la limitación de permisos, que actualmente se dan «a diestro y siniestro» y que Sapena apunta que tienen como resultado la devolución de muchos de los precintos.

Estas medidas se unen a otras como la aclaración sobre su comercialización, una información que estaba estipulada en la normativa y ha acabado suprimiéndose, tal como afirma el secretario, quien añade que «no especifica si se puede comercializar» una vez muerto.

La mirada también está puesta en rincones como Sierra Espuña, en Murcia, donde toman como modelo algunas buenas prácticas como el acompañamiento por técnicos del parque natural para asegurar una caza responsable.

Con todo ello, el objetivo es que el arruí deje de estar catalogado como especie exótica invasora, para lo que confían en los estudios realizados por el científico del CSIC y uno de los mayores expertos sobre el arruí, Jorge Cassinello. Algo que también beneficiaría a los cazadores, con trofeos más baratos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats