Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Alcoy alega contra el presupuesto por los "ingresos hinchados" de los que advierte la interventora

El equipo de gobierno lamenta que la única intención de los populares es "retrasar la entrada en vigor" de las cuentas con su reclamación, que tendrá que abordarse en un pleno extraordinario

El PP de Alcoy alega contra el presupuesto por los "ingresos hinchados" de los que advierte la interventora JUANI RUZ

El PP de Alcoy ha presentado una alegación contra el presupuesto de 2022, aprobado en pleno el pasado 11 de marzo, con el objetivo de que el equipo de gobierno socialista "atienda el dictamen de la interventora y rehaga de nuevo las cuentas”, según ha señalado este lunes el portavoz municipal de la formación, Quique Ruiz. El edil ha instado al alcalde, Toni Francés, a "corregir su política presupuestaria" para, según ha dicho, "frenar el deterioro de la situación económica del Ayuntamiento".

Los populares han hecho uso del periodo de exposición pública del presupuesto para presentar una alegación, una fórmula que en principio está pensada para particulares, empresas o cualquier otra persona física o jurídica ajena a la corporación municipal. Por este motivo, la concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, se ha mostrado especialmente indignada y ha asegurado que resulta "incomprensible" la actitud del PP, además de recordar que ya tuvieron ocasión durante todo el proceso de tramitación de las cuentas de formular las objeciones pertinentes, y que no salieron adelante por decisión de la mayoría de la corporación.

El PP fue, junto con Vox, el único partido de la oposición municipal que votó en contra del presupuesto en el pleno del 11 de marzo. Las cuentas salieron adelante con el apoyo de 17 concejales: los 12 del gobierno socialista, más los de Podem, Compromís y el edil no adscrito. Los populares justifican su acción en el mismo argumento por el cual presentaron una enmienda a la totalidad al presupuesto y votaron en contra en el pleno: un informe de la interventora municipal que, como han recordado los populares, alertaba de que los ingresos previstos insuficientes para atender los gastos, una dependencia excesiva de los préstamos y la imposibilidad de ejecutar las inversiones previstas..

Ruiz afirma que "nunca antes en la historia de la democracia la Intervención había emitido un informe tan contundente contra un presupuesto", y que "no podemos hacer oídos sordos" ante ello. Por eso justifica su decisión de "insistir en la necesidad de frenar la aprobación de un presupuesto que sitúa al Ayuntamiento en riesgo de colapso económico". La alegación no ha sido interpuesta por el grupo municipal, sino por miembros del comité ejecutivo de la agrupación local popular.

El portavoz del PP alude a cuestiones como la previsión de ingresos por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se eleva a 19,6 millones de euros, casi cuatro más que lo recaudado en 2021, y que requeriría, asegura, "construir miles de viviendas en un año". La interventora también aludía, recuerda Ruiz, a que algunas partidas de personal están "dotadas con un importe de hasta un 95% inferior al necesario". Por estas y otras cuestiones, el edil afirma que "no hay margen de reacción en caso de imprevistos" y es "un presupuesto irreal, peligroso para el futuro de Alcoy".

Sin embargo, para la concejal de Hacienda el único motivo para que el PP haya presentado su alegación es "la voluntad de bloquear" el presupuesto y retrasar su entrada en vigor. Vanessa Moltó recuerda que el presupuesto fue aprobado "por amplia mayoría" y que "contó con todos los informes favorables de los técnicos municipales, dado que ninguna de las observaciones, que todos los años se producen, hacían referencia a la existencia de ningún tipo de impedimento para su aprobación", incluido el informe de la interventora al que alude.

La edil socialista incide, en este sentido, en que la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria permite "la aprobación de presupuestos expansivos como el presentado por el Ayuntamiento", con la idea de promover la "reactivación económica". En parte eso se hace, recalca, "gracias al aumento de las subvenciones de otras administraciones", como son los fondos europeos. Unas aportaciones que supondrán este año, afirma, más de 10 millones de euros.

Moltó censura de los populares "no solo no cumplen con su deber de oposición aportando propuestas al presupuesto, sino que tratan de bloquearlo, desoyendo la voluntad manifestada en el pleno" de sacarlo adelante. Además, les recrimina que ahora presten tanta atención a un informe de la Intervención municipal, cuando en anteriores ocasiones los suyos fueron "los únicos votos en contra de dictámenes técnicos", como cuando se presentó en pleno la aprobación general de cuentas en julio de 2021. Este documento, incide Moltó, también contaba con los informes favorables de la Intervención y cuya no aprobación hubiese supuesto que el Ayuntamiento no hubiera podido acogerse a ninguna subvención, en plena crisis por la pandemia de coronavirus.

La concejal tacha de "impropia e irresponsable" la actitud del PP, y cree que debería "velar por los intereses de sus habitantes y vecinos". Además, señala que, en la práctica, la alegación del PP no alterará la tramitación prevista de los presupuestos, ya que en el mismo pleno se abordará otra alegación, en este caso presentada por la Colla Ecologista La Carrasca. Al respecto, no obstante, Moltó señala que la organización ambiental "ha utilizado el trámite legal oportuno, no como el PP", y que, además, se refiere a un "pufo" ocasionado por los populares en su etapa en el gobierno municipal: el aparcamiento de La Rosaleda. La Carrasca pide que se ejecute la sentencia que obliga a dejar, en la medida de lo posible, la plaza de la Constitución como estaba antes de que se arrasara para construir el polémico parking.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats