Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campus de Alcoy de la UPV recupera su fiesta de "las paellas"

Un millar de personas, entre alumnos, profesores y personal del centro, se han dado cita en el emblemático parque de la Glorieta para celebrar una jornada de convivencia y disfrutar de una comida al aire libre

34

El Campus de Alcoy de la UPV recupera su fiesta de "las paellas" Juani Ruz

El Campus de Alcoy de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha recuperado su tradicional fiesta de "las paellas", un evento que ha reunido este viernes a un millar de personas en el emblemático parque de la Glorieta. Estudiantes, profesores y demás personal de la universidad han disfrutado de una soleada jornada de convivencia y de una comida al aire libre.

El director del campus alcoyano, Pau Bernabeu, ha celebrado sus primeras "paellas" al frente del centro rodeado de compañeros y alumnos. "Es un acto que llevamos tres años sin celebrar y que estaba programado para el pasado mes de marzo, pero tuvimos que aplazarlo por la lluvia", ha explicado. Bernabeu ha apuntado que "todos teníamos ganas de retomar la normalidad y espero que la gente esté disfrutando dentro de los límites", al tiempo en que ha destacado que "es un día de convivencia, una tradición de nuestro campus que se celebra desde hace muchos años y esperamos que nuestros alumnos sigan pasándolo bien y el día finalice sin incidentes".

También la Delegada de Alumnos, Ángela García, ha expresa "las ganas que teníamos todos de volver a celebrar 'las paellas' después de tres años", así como ha apuntado que "yo estoy en cuarto y solo he podido vivir las primeras, pero los alumnos de primero, segundo y tercero no las han conocido". La estudiante ha detallado que el día ha arrancado con "un desayuno a las diez de la mañana para coger fuerzas de cara a la yincana que ha empezado media hora después y que ha contado con la participación de 26 grupos".

Los jóvenes han destacado el tiempo soleado, clave para poder disfrutar al máximo del día. Divididos por clases, los estudiantes han encendido hogueras para, en la mayoría de los casos, preparar la tradicional paella, aunque otros han optado por asar embutido y carne. La música y el buen ambiente han puesto la guinda a una jornada en la que alumnos y profesores han interactuado fuera de las aulas y han dejado atrás por unas horas las cuestiones lectivas para bailar, cantar, reír, gastar bromas y conversar.

Estudiantes disfrutando del buen ambiente. Juani Ruz

El parque ha contado con una única puerta de acceso habilitada para controlar el aforo y evitar que pueda entrar gente que no pertenece a la universidad. En el resto de puertas ha habido en todo momento personal de seguridad, al igual que en el interior del recinto. También han estado presentes responsables del departamento municipal de Protección Civil y Emergencias, operarios de las brigadas municipales y personal de la Cruz Roja.

El director del Campus de Alcoy de la UPV ha dado varias vueltas para ver el ambiente, comprobar que todo se está desarrollando con normalidad y saludar a los alumnos, aunque gran parte de la jornada la ha pasado junto al resto de profesores y personal del centro universitario. Y es que ellos también han cocinado una paella de grandes dimensiones y han disfrutado del buen ambiente y el estupendo clima, porque esta festividad es para todos igual.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats