Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una treintena de municipios de la provincia todavía carece de un plan para hacer frente a posibles incendios

El secretario autonómico José María Ángel anima en Alcoy a los ayuntamientos a solicitar ayudas para la elaboración de documentos de prevención - El Consell incrementa este año la partida en 500.000 euros

Presentación este lunes en Alcoy de la convocatoria de ayudas para la elaboración de planes de emergencias municipales. JUANI RUZ

En la provincia de Alicante son 31 los municipios que todavía no cuentan con un plan de actuación frente a posibles incendios, pese a que están obligados a disponer de él. Asimismo, 40 localidades carecen de un documento de medidas de prevención ante posibles inundaciones, mientras que en el caso de planes de actuación frente al riesgo sísmico son una gran mayoría las que no cuentan con ellos: 108 de 141, es decir, únicamente 33 poblaciones tienen previsto qué hacer en caso de producirse una eventualidad de este tipo.

Así lo ha explicado este lunes en Alcoy el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, durante la presentación de la convocatoria de ayudas que ha lanzado la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública para la elaboración de estos planes, una cita a la que han acudido, entre otros, alcaldes, concejales y responsables de policías locales de diversos municipios. Las subvenciones se ofrecen por segundo año, aunque en esta ocasión el montante de la partida se ha incrementado en 500.000 euros, hasta un total de 2 millones. Cada municipio podrá obtener un máximo de 9.000 euros, y para ello deberán presentar sus solicitudes antes del 25 de mayo.

Ángel se ha mostrado confiado en que "se supere la cifra de entidades solicitantes del año pasado" y ha animado a los municipios a pedir estas ayudas, con el objeto de que estén más preparados ante cualquier eventualidad que pueda producirse. En este sentido, ha apelado a que en 2023 "se cierre el círculo" y todos los ayuntamientos cuenten con sus planes de emergencia. y ha hecho especial hincapié en la "preocupación" por el escaso número de localidades que tienen un plan específico de riesgo sísmico; "hay que ir avanzando" en este aspecto, ha insistido, recordando, además, que la provincia de Alicante es la más vulnerable por esta cuestión.

El año pasado, según datos aportados por la Conselleria, se redactaron 106 planes de emergencias frente a riesgos naturales redactados en la provincia de Alicante. De ellos, 46 correspondieron a Planes Territoriales Municipales (PTM). A través de ellos, explican desde el departamento, se identifican todos los riesgos a los que se expone un municipio, al tiempo que se exponen los recursos disponibles para hacerles frente y los que no se tienen y harían falta. Además, se elaboraron otros planes de actuación frente a riesgos específicos; en concreto, 26 de incendios forestales, 24 sísmicos y 10 de inundaciones.

El secretario autonómico ha reiterado que el objetivo es que "todos los municipios dispongan de los planes territoriales de actuación", y que la Comunidad Valenciana sea "una autonomía referente en la protección a la ciudadanía y la salvaguarda de bienes naturales y materiales". En esta misma línea ha apuntado previamente el director general de Operativa de la Secretaría Autonómica de Seguridad y Emergencias, Salvador Almenar, quien ha recordado que estos planes permiten reaccionar de una manera óptima ante cualquier complicación que pueda presentarse. Además, ha señalado que la convocatoria de ayudas pretende que las limitaciones presupuestarias o de personal que pueda tener un municipio no sean un "contratiempo" para tomar las medidas oportunas.

En la cita también ha intervenido el concejal de Protección Civil de Alcoy, Jordi Silvestre, quien ha recordado que la ciudad cuenta con un plan de emergencias municipal, y están en diferente estado de tramitación otros específicos de riesgo sísmico y de inundaciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats