Los efectivos de emergencias que trabajan en el incendio forestal de la Vall d'Ebo han iniciado este martes la evacuación del municipio de Benimassot ante la evolución del fuego, según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat. Los vecinos de esta localidad se suman a las 1.200 personas desalojadas en el entorno y de las poblaciones de otras comarcas como Tollos, Famorca, Fageca, Beniaia y la Vall d'Alcalà.

En estos momentos un total de 22 medios aéreos intervienen en el incendio, ocho de ellos de la Comunidad Valenciana (Generalitat y Consorcio de Bomberos de Alicante), 11 del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, tres del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales del Gobierno de Castilla-La Mancha, según la información del GVA 112.

Los vientos "erráticos" y en direcciones opuestas siguen complicando la extinción del incendio forestal de la Vall d'Ebo, aunque la previsión meteorológica es que durante este martes entre la brisa del mar y el viento de poniente y aporten mayor humedad.

En los tres días que lleva activo este fuego, provocado por un rayo, se han calcinado un total de 9.515 hectáreas en un perímetro afectado que supera los 65 kilómetros, según los datos aproximados difundidos este martes por el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante.

Así es el incendio de la Vall d'Ebo desde dentro

Así es el incendio de la Vall d'Ebo desde dentro INFORMACIÓN

De momento, el incendio de la Vall d'Ebo ha calcinado al menos 9.500 hectáreas y ha obligado a desalojar más de 1.200 personas en el entorno y otras comarcas, como las poblaciones de Tollos, Beniaia, Fageca y Famorca este lunes por la tarde.

#IFValldEbo Los medios aéreos recargan en el embalse de Beniarrés. ------------- Els mitjans aeris recarreguen en l'embassament de Beniarrés. 📹 Vía Nelo Bacora.

Posted by Laboratorio de Climatología - Universidad de Alicante on Tuesday, August 16, 2022

Además, el fuego ha obligado a primera hora de este martes a cortar la carretera CV-712, que une la Vall d'Ebo con Pego, por la proximidad de las llamas.